Las mejoras en Ferrol alivian la lista de espera en náutica de recreo

La zona dispone de 1.500 plazas, que no cubren la demanda en varias instalaciones

.Vista de la rada de Curuxeiras, mejorada y ampliada
Vista de la rada de Curuxeiras, mejorada y ampliada

Ferrol

Las ocho instalaciones náuticas repartidas entre Ferrol, Eume y Ortegal suman, con la reciente mejora de las infraestructuras de A Graña y Curuxeiras, 1.500 amarres para embarcaciones de recreo. La mitad de esas plazas de pantalán se ubican en la franja costera del Concello de Ferrol y los otros 750 amarres deportivos, entre Mugardos, Fene, Ares, Ortigueira y Cariño. Todavía son insuficientes para la demanda generada en conjunto, pese a que algunos puertos tienen plazas libres.

La Autoridad Portuaria Ferrol? San Cibrao y Portos de Galicia ostentan la titularidad de los pantalanes, concesionados en Ferrol, Ortigueira y Ares a clubes locales que se encargan de su gestión.

 Ferrol

Con la ampliación en A Graña y en el muelle interior ferrolano, las listas de espera para hacerse con un amarre han adelgazado considerablemente, de modo que la previsión es que, una vez recepcionadas todas las plazas, el listado se quede en torno a unos 50 usuarios en cola, según indican desde el Club del Mar de Ferrol, que aún está rematando la reordenación de los pantalanes con la entrega de las plazas. Se han creado 134 nuevos amarres en A Graña, hasta alcanzar los 294 actuales. Fruto de la ampliación y mejora acometida en el 2015, las instalaciones se dotaron de puntos de control de acceso, videovigilancia, agua y luz, servicios de los que, por el momento, carece Curuxeiras. Precisamente la redistribución de la rada interior, incluida en una actuación mayor impulsada por la Autoridad Portuaria y en la que se invirtieron 1,5 millones de euros, también permitió ampliar los pantalanes. Ahora disponen de 315 plazas, de las cuales 255 están destinadas a embarcaciones de hasta seis metros de eslora; las más demandadas. Las dos infraestructuras gestionadas por el Club del Mar cuentan ahora, además, con 14 amarres destinados a barcos de mayor porte, una reiterada petición de socios de la entidad.

Pero las listas de espera se dilatan aún más en suma con las del pantalán vecino, también del Puerto de Ferrol y que administra el Club del Mar Barrio de Caranza. La lámina habilita 140 plazas, si bien acumula casi otros tantos posibles usuarios sin espacio para sus embarcaciones, a saber, alrededor de un centenar aguardan por un amarre de hasta seis metros y otras 15 personas por plazas mayores, indican desde la entidad. Las comodidades de las instalaciones de Caranza se limitan a agua y luz exterior, esto es, las tomas se ubican en el acceso al embarcadero y no en los pasillos.

 Barallobre y Mugardos

 Ambas infraestructuras dependen de Portos de Galicia. El pantalán de Barallobre-Maniños cuenta con 66 plazas de recreo y el de Mugardos, 114.

 Ortegal

 El ente autonómico también es el titular de los puertos de Cariño y Ortigueira, si bien las 131 plazas de este último las gestiona el Club Náutico Santa Marta de Ortigueira, que actualmente cuenta con amarres sin ocupar. El embarcadero cariñés tiene 98 plazas y servicio de agua y luz.

Ares

La modera marina, de Portos, aunque gestionada por el Club Náutico Ría de Ares, es la de mayor capacidad de la comarca. Cuenta con 341 amarres y todos los servicios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las mejoras en Ferrol alivian la lista de espera en náutica de recreo