Augas de Galicia apercibe a Ferrol de multas por vertidos residuales a la ría

FERROL CIUDAD

ANGEL MANSO

El Concello tiene quince días para agilizar el saneamiento o eliminar los puntos negros

11 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La polémica sobre el saneamiento de la ría de Ferrol se agrava. Ahora es la entidad pública Augas de Galicia la que se dirige al Concello para apercibirlo de la obligación de poner coto a los vertidos de aguas residuales para frenar la contaminación de la ría. Lo hace a través de un escrito remitido el pasado lunes en el que advierte a la institución municipal de la imposición de sanciones si no se adoptan medidas con esos vertidos, para lo que le concede un plazo de 15 días, si bien el Concello tiene la posibilidad de presentar alegaciones.

Según la información facilitada ayer por el director y el gerente de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez y Gonzalo Mosqueira, respectivamente, se trata de eliminar los vertidos existentes en once puntos concretos, situados en Caranza, A Gándara y la desembocadura del río Inxerto.

Los responsables de la entidad pública gallega aseguraron que el Concello de Ferrol ya fue informado a principios de 2016 de la obligación de eliminar esos focos de contaminación y que, en ese momento, por parte del gobierno municipal se vinculó la operación a la puesta en funcionamiento de los interceptores generales del saneamiento.