Adele desafía a Bach en el Xan Viaño

FERROL CIUDAD

CÉSAR TOIMIL

Entre los muros del Conservatorio no solo resuenan piezas de música clásica; desde el 2009, el centro cuenta con un aula dedicada a los ritmos del pop, el rock o el jazz

20 dic 2016 . Actualizado a las 10:03 h.

No pueden competir con la hegemonía absoluta de las partituras clásicas de Beethoven, Bach o Mozart, pero las melodías de Adele, Amy Winehouse o Maná ya han coseguido hacerse un hueco entre los muros del Conservatorio Xan Viaño de Ferrol. El milagro ha sido posible gracias al Taller de Música Moderna (TMM), una experiencia que este año cumple ya ocho cursos de vida y que se presenta al alumnado como una asignatura optativa que pueden elegir cuando llegan a sexto curso de grado Profesional.

El proyecto surgió en el curso 2009-2010 con el objetivo de acercar a los estudiantes repertorios ajenos a la tradición clásica que impera en los conservatorios, centrándose sobre todo en el pop, pero abordando también otros géneros como el rock, el jazz, el soul, el rythm& blues o el folk. Pero ese no fue el único reto que trajo consigo el nacimiento del TMM. «Desde el punto de vista didáctico, el taller también persigue que los alumnos se habitúen al uso de micrófonos o amplificadores y también a montar coreografías, que son elementos que si se aprenden a dominar ayudan mucho a contrarrestar el llamado miedo escénico», explica Crisanto Gándara, profesor de la asignatura.

Los alumnos que asisten al taller trabajan como si formasen parte de un grupo de música y no siempre tienen que interpretar el instrumentos que aprenden en el Conservatorio. «Este año, por ejemplo, contamos con un alumno de contrabajo que le ha tocado tocar la batería y también hay dos estudiantes de piano que en el TMM hacen los coros», apunta Crisanto Gándara.