A los plenos se va peleado de casa

Andrés Vellón Graña
Andrés Vellón LA GÁRGOLA

FERROL CIUDAD

27 nov 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Alos plenos hay que ir peleado de casa. Más que nada para no perder el tiempo. El jueves, ya lo saben, hubo de nuevo reunión de la corporación. Sesión ordinaria. Esas en las que, en teoría, además de dar cuenta de trámites y de la presentación de mociones -variopintas, variopintas- los representantes de los ciudadanos de Ferrol se reúnen para tratar, debatir, aprobar, o no, cuestiones y proyectos de calado para la ciudad. Para mejorar la calidad de vida del administrado (o por lo menos para intentarlo) y para que el gobierno aplique sus políticas de una manera efectiva y la oposición meta baza de forma legítima y, en un mundo utópico, constructiva. En el caso de lo que está sucediendo últimamente en Armas, cualquier parecido con lo descrito es una mera coincidencia. A los plenos de Ferrol se va, parece, a descalificar y al boxeo dialéctico. A poner y a quitar dedicaciones exclusivas por sorpresa. A hacer demostraciones de ¿fuerza? entre siglas y a mirar de reojo hacia los caladeros de votos. No vaya a ser. La más que predicha ruptura del pacto entre el PSOE de Sestayo y Ferrol en Común, aliñada con la situación de las edilas Rosa Méndez y María Fernández Lemos (que se presentaron con los socialistas) no ha hecho más que agudizar la deriva municipal. La ciudadanía no va a recuperar el tiempo que le están haciendo perder. Polémicas sí. Pero algún que otro proyecto también. ¿O a qué se va al Concello? ¿A qué se anda? El camino por el desierto de este mandato a muchísima gente se le antoja ya agotador. Y esto aún no ha llegado ni a su ecuador.