Gobiernos


Ferrol

Pues sí. Ha costado, pero ya tenemos gobiernos. En Madrid y en Santiago. Se acabaron las campañas interminables, el cruce perpetuo de críticas y exigencias y el aluvión de promesas. Dejen las chaquetas en el perchero y pónganse manos a la obra. Que en Ferrol les espera una tarea de esas que les va a suponer más de un quebradero de cabeza. Porque lo importante para los astilleros de la ría está por llegar: por lo pronto, y en pocos meses, el arranque de la construcción de los dos buques de aprovisionamiento de combate que les ha contratado la Armada de Australia y las 42 «jackets» que servirán para sujetar los aerogeneradores del futuro parque marino de Iberdrola en el Reino Unido. A medio plazo, el gran contrato que se gesta con la Armada española para la construcción de las fragatas F-110. Estas obras aventuran una década de carga de trabajo y de actividad en una comarca que clama por recuperar un pulso industrial perdido.

Pero de nada va a servir que el naval público cuente con pedidos si su situación económica puede hacerle entrar en un túnel sin marcha atrás. En el primer semestre del año, la compañía ya ha acumulado más de 67 millones de euros de pérdidas y ya hay voces que dicen que el ejercicio se cerrará con un nuevo récord de números rojos.

Una gran mayoría de los trabajadores del astillero de Fene -y también muchos de los de Ferrol- no estarán en activo cuando se ejecuten estos encargos, debido al elevado grado de envejecimiento que presentan, por lo que urge el rejuvenecimiento del cuadro de personal. La factoría ferrolana también necesita renovarse. Manos a la obra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Gobiernos