María Martínez Hervés : «Hay bullying desde el 1897»

Bea Abelairas
Bea abelairas FERROL

FERROL CIUDAD

césar toimil

Esta ferrolana emigró a Inglaterra para formarse y trabajar sobre el acoso a menores en la Red y desde ayer participa en el congreso de psiquiatría de Esteiro

12 nov 2016 . Actualizado a las 13:55 h.

María Martínez Hervés dejó su Ferrol natal en el último año de su residencia de psiquiatría en el Marcide: «Decidí irme a un centro de consultas externas en Londres a hacer una rotación externa, porque siempre había querido formarme en psiquiatría infantojuvenil. Sin saberlo, allí me encontré con uno de los cinco equipos a nivel mundial que reciben becarias de la Fundación Alicia Koplowitz cada año. Me presenté y afortunadamente me la dieron. Esta beca me dio la oportunidad de trabajar en un proyecto de investigación de cyberbullying en el Imperial College y de participar en el programa formativo clínico de los residentes de psiquiatría infantil del mismo centro. Al acabar la beca decidí que quería seguir formándome en Inglaterra, donde la psiquiatría infantil está muy bien desarrollada y ahí me quedé desde entonces: estoy trabajando como psiquiatra infantil en una unidad de agudos para adolescentes». Toda esta experiencia la relatará en el congreso que comenzó ayer en el Campus de Esteiro.

-¿Cómo es trabajar en Londres?

-Muy gratificante, puesto que tenemos un equipo completo con el que discutimos cada caso de una forma global, y desde ahí cada miembro del equipo realiza lo que esté indicado (terapia de familia, psicoterapia, medicación?). Además hay muchos equipos muy especializados colaborando con tu equipo (en neurodesarrollo, tratamientos asertivos comunitarios, intervención temprana en psicosis?), y aunque la transición a servicios de adultos sigue siendo un problema, está bien resuelto.

-¿Cómo ve la psiquiatría infantil en Ferrol o en Galicia?

-Hace tiempo que no trabajo en Galicia, así que no sé cómo esta la situación. Hacen falta psiquiatras formados específicamente en la salud mental de los jóvenes, puesto que el enfoque es diferente, más sistémico y teniendo en cuenta todos los factores de vulnerabilidad (individuales, familiares y sociales). Tengo una idea de cómo está la psiquiatría infantil en general en España, y el hecho de que la especialidad aún no exista está retrasando mucho el correcto diagnóstico y tratamiento de muchos niños y lo que es más importante, la prevención de trastornos futuros.