«Overbooking» en el cementerio de Catabois

La demanda desborda la capacidad de enterramiento en el recinto, que comienza a llenarse de gente por la cercanía de Difuntos


Ferrol

Es un remanso de paz y tranquilidad a pesar del ajetreo que desde hace días se comienza a notar. La proximidad de Todos los Santos y el Día de Difuntos convierte el cementerio municipal de Catabois en un punto de visita obligado. El principal camposanto de Ferrol reúne en su recinto más de 16.000 nichos y tumbas. Pero no llegan. Un paseo entre las hileras de nichos revela que actualmente apenas quedan unas decenas de huecos libres en uno de los últimos bloques levantados. El Concello se ha visto obligado a hacer sucesivas ampliaciones desde 2007 a la que próximamente se añadirán los 240 cuya contratación anunciaba esta semana el alcalde. Parches, por el momento, a la espera de la ampliación definitiva que lleva pendiente desde hace años.

Hasta entonces, las nuevas promociones de nichos se intercalarán en los pasillos ya existentes, estrechando el espacio disponible entre bloques. «Hay sitio para todos», bromeaba un usuario que ayer arreglaba el nicho de un familiar. Pero otros discrepan. Como Julio, que acude de vez en cuando a Catabois: «Cumplo», se limita a decir, mientras prepara las flores que pondrá en la lápida. «Se están metiendo filas entre hileras que ya existen, el espacio está sobresaturado», considera. Como la mayoría de los visitantes, valora el estado de conservación del recinto. «Comparado con otros este es una maravilla», dice un vecino de Padrón, que, como cada año, acude junto a su mujer a adecentar las tumbas de sus suegros.

Son parte de esos visitantes esporádicos que ven con cierto recelo quienes acuden asiduamente. «Hay mucha gente hoy y por San José. Pero yo vengo todas las semanas temprano y entro y salgo sin encontrarme a nadie», relata Alicia Deibe, que acude a visitar al lugar donde yacen su marido y su madre. Para ella, el cementerio está «bien» después de que «hicieran las aceras y arreglaran los servicios. Está todo muy limpito», considera.

Mantenimiento

Especialmente estos días. Una cuadrilla de Urbaser, la concesionaria del servicio municipal de limpieza, se afanaba ayer en limpiar bancos y pavimentos con agua a presión, en unas labores que comenzaron hace ya una semana para que los miles de visitantes que recibirá el cementerio en estos días lo encuentren en las mejores condiciones posible.

Según se entra a la izquierda se encuentra una de las zonas más abandonadas del recinto. Tumbas rotas y abandonadas se retuercen sobre un suelo inclinado y una tierra que se hunde. «Lo que veo es mucho abandono en la gente de sus seres queridos», sentencia María Casal, que desde hace cuatro años acude puntual como cada viernes al cementerio.

Hoy se estrena el dispositivo especial de tráfico

Las dificultades para aparcar que ya se registraban ayer no serán nada comparadas con las que se esperan para este puente. Hoy la Policía Local estrenará el dispositivo especial que prohibirá aparcar en la carretera de Catabois y habilitará un carril central de giro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Overbooking» en el cementerio de Catabois