Tres barcos con base en Ferrol vigilan la flota rusa que transita hacia Siria

Mientras el patrullero «Atalaya» realizó el seguimiento en el norte de España, la fragata «Almirante Juan de Borbón» y el buque «Cantabria» supervisan el camino hacia el Estrecho de Gibraltar


Ferrol

Tres buques con base en el Arsenal Militar de Ferrol realizan labores de vigilancia de una agrupación naval rusa, liderada por el portaaviones Admiral Kuznetsov (Almirante Kuznetsov), en su tránsito hacia Siria. El patrullero Atalaya fue asignado para dicha tarea por el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima de la Armada. Los otros dos navíos, la fragata Almirante Juan de Borbón (F-102) y el buque Cantabria, velan por la seguridad de las aguas internacionales integrados en sus respectivas flotas de la OTAN, la SNMG-1 y la SNMG-2.

La agrupación rusa está compuesta por el citado Admiral Kuznestov, un crucero con propulsión nuclear que avanza a una velocidad lenta; el Piotr Veliki (Pedro El Grande) y varios escoltas (fragatas y patrulleros), a los que acompañan tanto buques de aprovisionamiento como buques auxiliares.

La flota atravesó, la pasada semana, el Canal de la Mancha, y este lunes pasó a varias millas de la costa gallega. El Atalaya estuvo en Santander realizando el seguimiento de las unidades rusas a su paso cerca de las aguas del noroeste de España, hasta que entraron en territorio de responsabilidad lusa.

En la mañana de hoy se encontraban cerca de Portugal, tal y como informó la Marinha del país, donde está vigilado, entre otros buque de la Alianza Atlántica, por la F-102 y el Cantabria. Esta medianoche, según apuntan varias fuentes, estaría previsto su paso por el Estrecho de Gibraltar. A continuación, algunos de los buques de la flota tienen una escala prevista en Ceuta.

La flota se dirige hacia el Mediterráneo oriental para establecerse frente a la costa de Siria, en la que su posición será más bien simbólica, dado el amplio despliegue militar con el que ya cuenta Rusia para derrocar al Estado Islámico y a los rebeldes sirios. 

«España, como país soberano, tiene la responsabilidad de mostrar a las unidades rusas que están navegando por nuestras aguas de responsabilidad. Este seguimiento se enmarca en las actividades relacionadas con el deber de conocer de forma permanente qué sucede en nuestro entorno marítimo», explican desde el Estado Mayor de la Armada.

El Admiral Kuznestov, una embarcación de 305 metros de eslora y 55.000 toneladas de desplazamientos, es el único portaaviones y buque insignia de la Armada rusa. Puede llevar a bordo hasta 52 aeronaves y más de 2.600 personas, incluyendo la flota aérea.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Tres barcos con base en Ferrol vigilan la flota rusa que transita hacia Siria