Un campus solo de madrugadores

A pesar de que las clases comenzaron ayer, una parte de los alumnos de la UDC aún está pendiente de hacer la selectividad, que será el día 15, y matricularse


Ferrol

El primer día de clases en los dos campus de Ferrol fue un poco flojo. No es una novedad, siempre sucede, pero desde la implantación del plan Bolonia se acusa más el hecho de que las clases empiecen cuando todavía hay alumnos que están decidiendo dónde se matriculan o si lo van a poder hacer. «Los profesores no pueden organizar los grupos de trabajo y tampoco tiene sentido hacer una jornada de recibimiento mientras no estén todos», se queja José Luis Tasset, decano de Humanidades, una de las facultades en las que habrá más novedades este año.

Buena parte de las quejas de los docentes (el rector, Julio Abalde, entre ellos) radica en que la selectividad sea el próximo día 15, cuando llevan dos semanas de aulas. Apuntan que es demasiado tarde y que los alumnos que la realizan están en desigualdad de condiciones con respecto a los que empezaron ayer. Además, hay no pocos profesores que deben estar en estos tribunales al tiempo que atienden el inicio de los cursos en su centro. «La selectividad debería ser unas semanas más tarde que la de junio para que ahora todos se pudiesen matricular y comenzar las clases a un tiempo», reclama uno de los docentes de Esteiro.

Plan de acción tutorial

Pocos docentes comenzarán el temario esta semana, pero sí desgranarán algunas cuestiones organizativas que, en cualquier caso, deberán repetir a finales de mes, cuando se incorporen los nuevos alumnos. Una de ellas es el plan de acción tutorial y que dispone una larga lista de guías en cada facultad. «Todo eso está bien, pero el primer día es un poco agobiante la de cosas que te tienes que enterar», apunta Julián, uno de los alumnos que se estrena en la UDC. Hace semanas que se matriculó y hasta hace unos pocos días estaba buscando piso y un trabajo para poder afrontar los gastos de la carrera. «Mi familia vive en Cambre, pero lo de ir y volver en el bus no lo veo, así que me quedaré en un piso aquí y buscaré un trabajo», dice el joven estudiante de Diseño Industrial.

Novedades

Casi todas las facultades cuentan con novedades y hasta en la cafetería hay sorpresas para los recién llegados. Los convenios con empresas se han incrementado y no pocos alumnos se interesaban por esta posibilidad, a pesar de que las prácticas les queden aún un poco lejos.

Ferrol se convertirá en el campus de referencia para los estudiantes Erasmus, ya que la Facultad de Humanidades albergará la Asociación internacional de Erasmus, aunque los de este año aún no han llegado. «Será el centro de referencia en la Universidad», apunta el decano que recuerda que en pocas semanas darán a conocer la plataforma de contenidos en la que están trabajando, así como el curso en torno al Camino de Santiago en el que colaboran de forma muy estrecha con la Escuela de Turismo de A Coruña. En la residencia universitaria hace semanas que las plazas están adjudicadas y ayer sí que hubo actividad con la llegada de los nuevos inquilinos a unas instalaciones que tienen una lista de espera que ronda la quincena de alumnos. Quienes todavía no se han incorporado son los alumnos de la Universidad Sénior, que tienen hasta el 17 (en el edificio de apoyo al estudiante) para formalizar una matrícula que cada año cuenta con más interesados aplicados.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

Un campus solo de madrugadores