Ninguna playa de Ferrol cumple los requisitos en accesibilidad

La Asociación de Minusválidos denuncia daños en las rampas o la elevada pendiente


Ferrol

A día de hoy un bañista con movilidad reducida en silla de ruedas tiene prácticamente imposible ir a ninguna de las playas de Ferrol sin necesitar a algún acompañante. Es la crítica de la Asociación Sociocultural de Minusválidos que denuncia que ninguna de las playas de Ferrol es completamente accesible. «Ninguna llega a cumplir los requisitos de accesibilidad», denuncia el responsable de este área de la entidad, Diego Sande.

Aunque los principales arenales dispongan de rampas, no basta para garantizar que puedan pasar un día en la playa las personas con movilidad reducida. El principal problema que presentan, apuntan desde la asociación, es la falta de mantenimiento. «Muchas rampas te encuentras con que están en mal estado o invadidas por la arena», señala. Pero para garantizar su uso, en muchas de ellas se deberían de hacer más obras además del mantenimiento. «Por ejemplo, la rampa de Doniños tiene una pendiente tan elevada que para una persona en silla de ruedas es imposible si no va alguien ayudándole, es difícil ya para personas sin ningún problema...», apunta Sande. Y se suma que en la gran mayoría de las playas hay algún desnivel entre el firme y donde empieza la rampa, no llegan hasta cerca del agua o el final donde terminan vuelve a haber otro importante desnivel imposible de salvar en silla de ruedas. «Sabemos que aquí hay temporales y no sería factible para todo el año pero podrían ponerse desmontables», proponen.

Y a la situación de los accesos debería sumarse muchas otras medidas como garantizar que los baños tienen unas dimensiones adecuadas para la entrada de las sillas, que los botones de las duchas están a una altura adecuada o que los restaurantes o chiringuitos del entorno sean accesibles, apuntan.

Dado que este año ya no es factible esperar que se acometan todas estas medidas dado a que supondrían un importante desembolso económico, desde la entidad han iniciado un estudio de todas las deficiencias que presentan las playas que disponen del distintivo de bandera azul. «La normativa en materia de accesibilidad para espacios abiertos está muy coja, lo que más profundiza son las banderas azules, pero aún así hay muchos grados de accesibilidad. Una playa puede ser accesible para una persona que camina con muletas, pero no para una en silla de rudas», explicó el técnico de la entidad.

Verano del 2017

La entidad apoyó una moción presentada por Ciudadanos en el pleno del mes de junio ahondando en esta cuestión. El objetivo era garantizar que al menos una de las playas de bandera azul reúna todas las condiciones mínimas en accesibilidad de cara al próximo verano. Una medida que fue aprobada por el pleno aunque con un matiz, se estableció que sería cualquier playa y no específicamente de bandera azul ya que estos arenales en Ferrol son de mar abierto.

También aprobó una propuesta similar en el pleno de la Mancomunidad. Los representantes se comprometieron a que cada localidad -Ares, Cabanas, Cedeira, Fene, Ferrol, Mugardos, Narón, Neda y Valdoviño- en la medida de lo posible, dispondrá de una playa, al menos, plenamente accesible.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Ninguna playa de Ferrol cumple los requisitos en accesibilidad