Tesoros ocultos entre escombros

En los contenedores de Recinor encontraron un ejemplar de «El viejo y el mar» ilustrado por Dalí y otro de «Grandal»


Ferrol

Los años del bum inmobiliario han dejado años después una curiosa exposición de libros rescatados. Manuel Piñón, trabajador de Recinor, comenzó a darse cuenta de que entre los escombros que se llevaban a la planta de reciclaje había muchos tesoros ocultos. «La idea surgió de casualidad, por mi afición a los libros y mi trabajo controlando el área de reciclaje», explicó.

Entre restos de hormigón, madera, tejas o vidrio procedentes de las múltiples demoliciones y construcciones que se hicieron entre los años 2005 y 2010 había también obras de la literatura de los siglos XVIII, XIX y XX. La empresa dio luz verde a los trabajadores de la planta para recoger los libros que Manuel se encargó de ir limpiando, secando y clasificando por año y género, para lo que incluso le dejaron alguna sala de la empresa. Una gran parte de los fondos han sido donados al Ateneo Ferrolán que inauguró el lunes la exposición. Pero otras muchas obras fueron también entregadas a colegios y asociaciones de vecinos, comentó Piñón.

«En total son unos dos mil libros. Hay una sección que hemos separado por su gran importancia tanto a nivel histórico como por ser ejemplares únicos, y con lo más significativo hicimos la exposición», explicó, Fernando Rivera, bibliotecario del Ateneo Ferrolán que la exhibe en horario de 10 a 14 horas.

Obras de Benito Feijoo

Entre todo el muestrario, Rivera señaló que probablemente la colección del padre Benito Jerónimo Feijoo sea la más valiosa con ejemplares como Cartas eruditas y curiosas o Teatro crítico de lo universal, escrito entre 1727 y 1739, en el que Benito Feijoo presenta temas como son la medicina, la geografía, o las ciencias naturales entre otros para «criticar las creencias populares y los falsos milagros», explicó Rivera. Y puso como otro ejemplo uno de sus discursos en el que sale en defensa de las mujeres, un tema que sigue candente varios siglos después.

Entre los que más le llamaron la atención a Piñón destaca la historia de Grandal, personaje creado por el exalcalde de Ferrol, Francisco Suárez García; ejemplares de la editorial Siruela, «por la calidad del papel»; o una edición de El viejo y el mar, de Ernest Hemingway, con ilustraciones de Dalí. Durante la labor de recogida de los libros en la planta de reciclaje fueron apareciendo otros múltiples objetos como piezas de cerámica, juguetes, peluches, cuadros o múltiple correspondencia, pero que no se guarda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Tesoros ocultos entre escombros