«El yoga y la música se realimentan»

Otto Mackinlay, ferrolano con raíces escocesas, le pone letra y voz al grupo Pölisong, también canta en el coro de la Sinfónica de Galicia: «Soy músico desde que llevo pañales»


Ferrol

Otto Mackinlay es la voz del grupo Pölisong, canta en el coro de la Sinfónica de Galicia y mima en secreto un proyecto personal del que todavía le da pudor hablar. «La música es mi vida desde que tengo uso de razón, en casa se escuchaban muchas cosas, aunque nadie se dedicaba a ella profesionalmente, pero yo soy músico desde que llevo pañales». Y también es yogui: «Me hizo un click en el cerebro y creo que el yoga me ayuda a tocar y la música me ayuda con el yoga».

Y así vive, de clase en clase que imparte en los centros Espacio vivo y Ashtanga yoga Ferrol y entre los ensayos cargados de sonidos rockeros de Pölisong y los de la Sinfónica, cargados de los clásicos. Sin embargo, no hay conflicto en el mundo de este ferrolano con raíces escocesas: «Mi segundo apellido es originario de Escocia, pero llevamos dos generaciones en Ferrol, ya somos completamente de aquí».

Tampoco hay riña entre los diferentes estilos musicales que trabaja: «Con tal de que la música emocione ya es maravillosa y grandes como Freddie Mercury cantaron lírico toda su vida, por eso le salía un rock tan sinfónico». Otto estudiaba en La escuela de la Vaca cuando su profesora lo animó a presentarse al casting de voces para el Requiem de Verdi: «Me cogieron y cuando me vi en el escenario con 200 personas sentí un subidón tal que pensé que si podía me quedaba». Y así fue, en septiembre comenzará a ensayar para cantar a los más grandes entre los clásicos.

Entre tantas citas diferentes aún queda tiempo para desconectar con más discos. Por eso elige el rock de los 60 y los 70, el country más americano y hasta el pop de Michael Jackson para disfrutar o simplemente para afrontar momentos duros. «La música es un camino difícil, pero creo que he dado los pasos para no desviarme demasiado de él».

Y uno de estos pasos es hacer canciones propias; huir de los tributos: «Es una pasada cuando el público canta tus canciones, no tiene nada que ver con las versiones». Por eso tiene recuerdos grabados a fuego en la sala Súper 8 de Ferrol, que considera como su «propia casa» y en un lugar donde conecta con la audiencia: Song en Cangas. «Allí nos quieren especialmente, desde que salimos al escenario la gente no para de bailar y cantar», apunta sin olvidarse, casi emocionado, de su última participación en el Fene Rock. «Fue un concierto muy especial».

Nuevo vídeo: «warrior»

La banda en la que Otto es guitarrista, compositor y cantante estrenó vídeo ayer, «Warrior», y el viernes tuvo concierto en Ares. En su Facebook se pueden escuchar muchas de sus canciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El yoga y la música se realimentan»