El paseo desde el centro hacia el muelle es el más concurrido

Está despejado, es accesible para casi todo el mundo y tiene bancos y sombras cada pocos metros para descansar


Ferrol

Caminar es el ejercicio más accesible y barato. Y en Ferrol hay muchos espacios que entran dentro de la ya conocida como ruta del colesterol en los centros de salud. Se trata de sendas que recorren a diario personas que no se declaran deportistas, pero que se mantienen en forma.

Los hay que recorren las vías de madera de Doniños, los caminos con vistas de Caranza y también a quien le gusta cruzar a un lado y a otro el puente de As Pías. «Es cierto que a veces hace frío, pero a mí me divierte este paseo y ahora con las jackets ahí mucho más», cuenta una de las asiduas. Sin embargo, el que gana por goleada al resto en número de usuarios es el que lleva desde el centro hacia el muelle ante el muro del Arsenal. A cualquier hora está concurrido.

Josefa y su padre lo hacían hasta hace pocos meses, ahora se quedan mirándolo en la alameda de Suances, casi ante el Jofre. «Nos gusta mucho, pero ahora no podemos», se lamenta ella a media mañana después de pasear por esta zona verde.

A esa hora ya están de regreso tres amigos que caminan a buen ritmo por la otra acera. Curiosamente ellos se conocieron en estos jardines bajando a sus respectivos canes. «Cuando empezaron a prohibir estar ahí con los perros se nos ocurrió lo de pasear hasta el muelles y mucho mejor», explica Isabel ante sus amigos Francisco Caro y Enrique Iglesias. Salen de A Magdalena y van hasta el puerto dos veces al día. «Más de un kilómetro y medio debe ser», calculan. Lo que más les gusta es que el recorrido tiene sombras y bancos; lo que menos, que las bicicletas aparezcan sin avisar y les sorprendan por detrás. También se quejan de que la hierba está demasiado alta. «Recuerdan que hay que recoger las cacas de los perros, pero con los jardines así casi no se puede», denuncian.

Tranquilo

Santiago Ruiz es uno de los más fieles a un camino al que dedica cada día una hora: «Si hace bueno lo alargo un poco más», explica este vecino de A Magdalena que lleva dos décadas caminando. «Empecé a venir cuando me jubilé y ya no paré».

Antonio Rodríguez le sigue, aunque él solo lo hace cuando está en la ciudad visitando a su madre, porque hace años que se marchó de Ferrol: «La vida me llevó a Montevideo, Madrid y ahora estoy en Santa Cruz, pero vuelvo cada vez que puedo», cuenta un ferrolano al que le gusta el paseo, pero que no ve muy bien la ciudad. A su lado otro vecino caminante le adelanta y asegura que él baja al muelle a buen ritmo, pero desde Breogán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El paseo desde el centro hacia el muelle es el más concurrido