«Nuestra oferta garantiza al Concello un ahorro del 15 % en la factura eléctrica»

FERROL CIUDAD

JOSÉ PARDO

Defiende la propuesta presentada junto a FCC, la rebaja del coste anual y de la duración del contrato

28 may 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Sin contrato desde el 2011, la adjudicación del suministro y el mantenimiento eléctrico se ha convertido en una de las principales polémicas del momento en el Concello. Pendiente de su resolución y ante las críticas surgidas, Isidro Silveira Rey, propietario de Servicios eficientes de control (Sefcon), la firma ferrolana que concurrió al procedimiento en una unión temporal de empresas con FCC, y que se convirtió en la propuesta de adjudicación, quiere dar a conocer la oferta presentada. Destaca que se rebajó de 2,75 millones de euros anuales a 2,33 el importe de licitación. Y que dentro de las mejoras se redujo además la duración del contrato en 20 meses, pasando de los 15 establecidos en los pliegos a 13,3 años.

-¿Por qué cree que debe adjudicarse a su firma este contrato?

-Llevamos trece meses con este tema abierto. Nos presentamos a una licitación, que entendimos que era buena para nosotros y para la ciudad. Hemos hecho muchos esfuerzos, una oferta muy competitiva y si hay una mesa de contratación, con expertos, que nos ha nombrado como mejor oferta económica y técnica, entiendo que en caso de ser adjudicado debería ser a nosotros.

-¿Qué ventajas ofrecen?

-El ahorro para la ciudad, porque este contrato garantiza un ahorro de la factura actual eléctrica del 15 %, una mejora de la instalación eléctrica, con lo que ahorramos en consumo y en emisiones. Además, lleva inversiones asociadas por casi cinco millones de euros para la mejora de instalaciones, telegestión individualizada de los de los cuadros o la sustitución de 13.500 lámparas por grupos ópticos LED, con un plazo de implantación de seis meses. El resumen es que el Ayuntamiento obtiene un ahorro del 15 % de la factura eléctrica actual, la ciudad tiene una instalación modernizada, se mantienen los puestos de trabajo y seguimos la tendencia natural de Europa hacia la smart city.