Parálisis inversora que pasa factura al vecino


El Concello de Ferrol no tiene presupuesto y, todo apunta, tardará en dotarse de ese documento económico. No solo han de ponerse de acuerdo Ferrol en Común y PSOE, los socios de gobierno, sino que tendrán que convencer también al BNG.

Mientras, con las cuentas prorrogadas, se da una parálisis que, fundamentalmente, pasa factura al vecino. Porque más allá de que el gobierno local no pueda poner en marcha los grandes ejes de actuación que prometió en las elecciones municipales, la situación pone un techo de 1,3 millones al capítulo de las inversiones reales. En pocas palabras, hay para ir tirando y para arreglar las cosas más de andar por casa. Sin presupuesto no hay inversión nueva de la que se pueda beneficiar el vecino. Ni el empresariado local. Ni que genere empleo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Parálisis inversora que pasa factura al vecino