Los hijos de Martínez Núñez serán juzgados en Ferrol por contrabando

Los herederos del empresario leonés supuestamente vinculado a la trama Gürtel se enfrentan a penas de prisión y multa por el trasiego de clínker sin pagar aranceles


Ferrol

Los hijos del fallecido empresario leonés José Martínez Núñez, presuntamente implicado en la trama Gürtel de corrupción con la que se relaciona a numerosos políticos españoles, se sentarán en el mes de junio en el banquillo de los acusados de un juzgado de lo Penal de Ferrol para responder de un supuesto delito de contrabando.

Los hermanos José Luis y María Isabel Martínez Parra serán juzgados, junto con Juan Jesús Pérez Sanmarco y Fernando Fernández Fernández, por el trasiego de clínker importando burlando los controles del puerto exterior de Ferrol para no pagar los aranceles establecidos.

Deuda de 3,3 millones

En concreto, la Fiscalía los acusa de haber introducido mercancía para su fabrica de cemento de Coirós -Gallega de Molienda de Clínker S.L.- por valor de 26.076.538 euros, adquiriendo una deuda tributaria de 3.315.224 euros, entre aranceles aduaneros e IVA.

La materia prima la adquirían en países extracomunitarios, China y Turquía, y era transportada por vía marítima hasta el puerto exterior de Ferrol. En enero de 2008, la firma empresarial consiguió autorización para un depósito aduanero privado en el que almacenar el clínker, que se utilizó por primera vez en marzo de ese mismo año.

Este tipo de depósitos constituyen un régimen aduanero suspensivo, creando la ficción de que la mercancía no ha entrado en espacio comunitario, lo que permite el almacenamiento sin pagar ninguno de los tributos o aranceles que gravan la entrada de mercancía en la Unión Europea. Los pagos en cuestión tienen que realizarse cuando el material sale del almacén para su comercialización, pero, supuestamente, en este caso no se hizo.

Retirada del material

Según las conclusiones de la Fiscalía en la causa abierta en su día por el juez Morán Llordén, desde la llegada del primer barco, en septiembre de 2007, y hasta el 7 de mayo de 2010, Gallega de Molienda de Clínker procedió a retirar el clínker del depósito aduanero a medida que lo iba necesitando. Y lo hacía sin haber obtenido la previa autorización de levante de la citada mercancía, al no haber pagado ni garantizado las sumas que le correspondían por los aranceles.

En el escrito de acusación se responsabiliza de este supuesto delito de contrabando a José Luis Martínez y a su hermana María Isabel, que eran los que controlaban la gestión de la empresa. Se cita, asimismo, a su padre, José Martínez Núñez, que en agosto de 2014, cuando se formuló la acusación aun estaba vivo, pero se precisa que su mal estado de salud impedía proseguir la causa frente al mismo, por lo que se dedujo testimonio de archivo provisional «entretanto no recobre la salud».

Los otros dos acusados son el que era director económico y financiero de la sociedad, Fernando Fernández Fernández, y el que entre abril y junio de 2009 fue presidente del consejo de administración y que a partir de la última fecha pasó a ser el administrador único.

Para este último y los hijos del empresario la Fiscalía solicita un año y nueve meses de prisión y multas de 59.000 euros, mientras que para Fernando Fernández pide cinco meses y 29.000 euros de multa. Entre los cuatro tendrán que indemnizar a Hacienda con 3,3 millones de euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los hijos de Martínez Núñez serán juzgados en Ferrol por contrabando