Juan Carlos I irá al pleno de mañana

Andrés Vellón Graña
Andrés Vellón CRÓNICA CIUDADANA

FERROL CIUDAD

24 feb 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Juan Carlos I estará presente en el pleno de mañana en Ferrol. En forma de busto. Eso sí. Ha sido invitado mediante una moción del PP que lidera Martina Aneiros, formación que ha visto la oportunidad de volver a sacar a la luz la polémica en ese foro. ¿Se va a montar? Claro. Los populares quieren que no se retire. Por la izquierda va a ser que sí... La perfomance está servida. Y, ojo, que también se incluye en el orden del día otra moción, esta de Ferrol en Común, para promover una declaración institucional sobre el uso de herbicidas. Sí. Sobre el uso de herbicidas. Ha leído bien.

Bueno. Valor. Y paciencia. Que Roma no se hizo en un día. Y Ferrol tampoco. Lo único esperar que estos debates de altura no empañen otros que sí tienen más calado. A saber. Al pleno irán también otras muchas cuestiones. Por ejemplo, textos para posicionarse con claridad sobre el abandono ferroviario que sufre la ciudad y, por extensión la comarca. Y una moción popular para demandar la firma del contrato entre Navantia y Arabia Saudí y la consecución de la plena ocupación en los astilleros de la ría. Buena propuesta esta última para saber ya, blanco sobre negro, qué se opina sobre ese contrato. Para ver si pueden más las dudas morales o la necesidad de carga de trabajo. Si se quiere, o no, que en las plantas de la ría se fabriquen buques. Para conocer, ya sin reservas, las diferentes posturas. Y que el ciudadano pueda tomar buena nota. Que las declaraciones de intenciones se las lleva el viento. Y es hora de que se entre en harina.

Mientras tanto en la calle sigue la incertidumbre de qué carambolas pueden traer hasta Ferrol los pactos que se alcancen, o no, en Madrid para la formación del nuevo Ejecutivo. Con las autonómicas a la vuelta de la esquina aquí nadie da puntada sin hilo y Ferrol en Común y PSOE siguen vigilándose en las distancias cortas. Para darse un abrazo o enemistarse en función de lo que vaya sucediendo. Tiene que ser difícil ese maridaje. Mucho. Y ojo por el lado del PP, que ya hay quien maneja en esas filas diferentes cartas en función de si se manda en el Ejecutivo central o no. Que así son las cosas.

A todo esto hizo parada en Ferrol el buque norteamericano «Fort MacHenry». Un reponer fuerzas para dirigirse hacia aguas de Noruega donde, ahora, trabajan ya las dotaciones de la fragata «Álvaro de Bazán» y del logístico «Cantabria». Por Canadá navega el «Patiño». Y el «Atalaya» pone proa hacia África para tareas de colaboración. Buques y dotaciones con sello ferrolano por todas partes que hacen su trabajo en tres continentes distintos. Que esa labor no pase desapercibida. Porque es importante. Y compleja.