La comarca perdió en cinco años 2.500 vecinos que se fueron al extranjero

Los contratos de Navantia en Australia han propiciado un traslado continuo de personal al país

La construcción de los megabuques australianos ha desplazado a ferrolanos al país.
La construcción de los megabuques australianos ha desplazado a ferrolanos al país.

Ferrol

En el año 2011, cuando la crisis económica comenzó a dejarse notar en la comarca, vivían en otros países 14.777 personas nacidas en alguno de los veinte municipios que conforman Ferrolterra, Eume y Ortegal. Un lustro después, el censo de vecinos de la zona en el extranjero ha crecido hasta los 17.277. La falta de perspectivas de encontrar trabajo en la comarca, principalmente debido a la caída en la actividad en los astilleros de la ría, ha llevado a un éxodo laboral que se ha registrado con un incremento paulatino y en cada ejercicio en el último lustro.

Ha sido la comarca ferrolana la que más fuga de vecinos hacia otros países ha registrado, con 1.712 personas que han salido fuera de España, de los cuales 832 se marcharon de Ferrol. Del Ortegal se marcharon 444 personas y otras 344 la hicieron del Eume.

Una de las causas que ha arrastrado a más vecinos de la zona hacia el extranjero ha sido el desarrollo de los programas navales de Navantia con la Marina de Australia. Así, el astillero ferrolano no ha dejado de enviar personal a las bases que ha ido abriendo en las Antípodas -esta misma semana puso en marcha la cuarta en Canberra, tras las de Melbourne, Sídney y Adelaide-, tanto para efectuar la gestión y el asesoramiento en el programa de los destructores como en la asistencia al de los megabuques.

De hecho, el último encargo recibido hace solo unos meses por las autoridades australianas para guiar el desarrollo de los destructores implicará el envío de alrededor de cincuenta técnicos más hacia el país, que irán destinados allí paulatinamente.

A otros astilleros

Pero además, un gran número de trabajadores de compañías auxiliares, que han sido los que han padecido especialmente la falta de encargos en las antiguas Astano y Bazán, se han marchado a otros países con industrias navales de referencia, tanto en la construcción como en la reparación de buques, entre los que se encuentra Holanda. Una fuga de personal cualificado que ya se ha dejado notar en el desarrollo de los encargos ahora en curso.

La falta de perspectivas laborales de muchos jóvenes recién licenciados también les ha llevado a buscar el porvenir profesional en otros países, a los que en ocasiones también se han marchado para aprender un idioma.

Las cifras publicadas ayer por el Instituto Galego de Estadística (IGE), la fuga de vecinos hacia el extranjero no cesa. Solo en el último año, 455 personas de las tres comarcas dejaron atrás su tierra para asentarse en el exterior, haciendo crecer un 2,70 % el censo de ferrolterranos en el extranjero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La comarca perdió en cinco años 2.500 vecinos que se fueron al extranjero