El eterno embudo del tren Ferrol-A Coruña

Tras descartar el AVE que se planteó en el 2000 siguen sin realizarse mejoras para el trecho

Vista del interior de un tren entre Ferrol y A Coruña
Vista del interior de un tren entre Ferrol y A Coruña

Ferrol

La modificación de los horarios del ferrocarril que une Ferrol y Madrid -que tal y como publicó ayer La Voz reduce en casi dos horas un servicio diurno pero prolonga en hora y media el nocturno- ha vuelto a destapar los problemas del eterno embudo del trayecto entre la urbe naval y A Coruña.

Un trecho de recorrido que consume alrededor de una hora y veinte minutos y al que no se le han aplicado ni mejoras ni modificaciones y que bloquea la incorporación efectiva de Ferrol al nuevo mapa trufado de recortes de horarios del que se disfruta desde hace tiempo en otros puntos de Galicia.

Los sucesivos Ejecutivos centrales del PP y el PSOE que han ostentado el Gobierno en Madrid han permitido que, en la práctica, Ferrol se quede fuera del Eje Atlántico, por mucho que le incluya dentro de él en los comunicados oficiales de Fomento.

Hay que remontarse al mes de noviembre del 2000 para encontrar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la plasmación del inicio de los trámites para contratar un informe preliminar sobre el trazado de la vía como germen de lo que, se prometía entonces, sería la llegada del AVE.

Los años fueron pasando entre estudios y consignaciones presupuestarias simbólicas que quedaron sin ejecutar, y con el diseño del trazado enredándose de manera continuada.

A la alta velocidad se le dio carpetazo el 18 de octubre del 2013 mediante una respuesta parlamentaria al BNG. En ella desde Fomento se argumentaba que se había iniciado «la redacción de los estudios informativos de los tramos A Coruña-Betanzos y Betanzos-Ferrol», estudios que ya venían a enmedar otros anteriores. ¿Qué conclusión se sacó? Que «a la vista de los resultados obtenidos hasta la fecha de estos estudios informativos y del coste estimado para la ejecución de esta nueva línea de alta velocidad, la viabilidad económica de la actuación a corto plazo no se ha visto confirmada».

¿Qué se propuso desde el Gobierno para paliar esta situación y acercar con el ferrocarril Ferrol y A Coruña? Vaguedades que no se han materializado en nada.

Al mismo tiempo que se le cerraba la puerta al AVE, Fomento afirmó que «buscando un tipo de oferta que se amolde más a la demanda real de la zona, se ha comenzado en mayo del 2013 la redacción del estudio de Análisis de Viabilidad de la implantación de los servicios de proximidad en diversas áreas metropolitanas gallegas. El tramo A Coruña-Ferrol es uno de los ámbitos a analizar en el estudio». A día de hoy, nada ha trascendido sobre los resultados de tales análisis y la situación continúa exactamente igual, lo que redunda en un servicio deficitario y con una continua sangría de pasajeros dado que apenas se adapta a las necesidades de sus potenciales usuarios. Fuentes sindicales explicaron que, mientras que no se ejecuten mejoras en este tramo, como la rectificación de curvas, la electrificación de la vía o la construcción de un nuevo by-pass en Betanzos no se podrá aumentar la velocidad en este trayecto, en el que se circula mayoritariamente a 80 kilómetros por hora. De ahí que, aunque se vayan incorporando nuevos tramos de la alta velocidad a la línea gallega, Ferrol continuará lastrada por la casi hora y media de enlace con la urbe herculina.

No hay ningún tipo de previsión temporal ni de consignación de inversiones para que esta situación se revierta y, por lo tanto, ese eterno embudo del tren Ferrol-A Coruña continúa ahogando la movilidad de los habitantes de dos de las principales ciudades de Galicia: Ferrol y Narón, junto con su área metropolitana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El eterno embudo del tren Ferrol-A Coruña