Ferrol bien vale una fiesta


Ferrol

En Ferrol, como en tantos otros sitios, no se va falto de crítica. De crítica, que no de autocrítica. Son cosas distintas. Un ejemplo, por poner solo uno, es que ahora ya han surgido también voces que censuran que el gobierno local de Ferrol en Común y PSOE lleve a cabo los actos institucionales de San Xiao, distinciones y arroz con leche incluidos. ¿El motivo? Que se trata de una tradición rancia, casi que de casta. Esa crítica no es tamaña como la que se montó con la Semana Santa. Es más quieta. Más de ruxe ruxe. Además, en algunos casos es intestina. Y opinar, por supuesto, es algo libre. Y muy sano. Otra cosa es arremeter por arremeter. Y, en esta ocasión, es el caso. Lo que faltaba era una polémica por el arroz con leche...

Pero al margen de esas discordancias con sello político, Ferrol se viste hoy de gala -la ciudad, cuando quiere, se sabe poner guapa- para festejar su patrón y, de paso, reconocer el impagable trabajo de Asfedro. Es difícil de creer que una entidad que ha peleado tanto en una ciudad que estuvo tan castigada por la droga se tambalease por falta de respaldos. Pero pasó. También se resaltará la figura de la decana de los abogados, Nieves Santomé, la Sociedade Galega de Historia Natural y a las mujeres de Conversas. Cada caso es distinto. Santomé pone rostro al noble intento de que la justicia sea accesible a todos por igual. Porque, por desgracia, aún hay clases. De la SGHN poco que decir ya más que es un referente medioambiental, de investigación y educativo del que Ferrol ha de estar cada día más orgulloso. Y de Conversas... Respaldar con mayor ímpetu todavía la lucha contra la violencia de género. Contra, digámoslo con claridad, el maltrato a la mujer. Una maldita y dolorosa lacra que la sociedad ha de quitarse de encima con valentía, solidaridad, prevención y educación. Ferrolán do Ano y Fillo Predilecto será Javier Gutiérrez. Sobra desgranar aquí su currículo. Un gran actor. Un enorme tipo. Y que se siente orgulloso de su tierra igual que su tierra se siente orgulloso de él.

Fiesta, entonces, en Ferroliño. De esas que son de aquí y que están en nuestra memoria colectiva, esa que va tejiendo no solo costumbres y tradiciones, sino también futuro. Seguro que las críticas al arroz con leche no van a arruinar la jornada. Al que no le guste, que no se lo tome.

Mañana ya será otro día y la ciudad se despertará de golpe -ya verán- de la modorra de estas fiestas. Y volverán, seguro, las polémicas. Pero que hoy los focos se centren en los galardonados y en lo que, en cada caso, representan. Que los focos se centren, sobre todo, en la sociedad. Ferrol bien vale una fiesta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ferrol bien vale una fiesta