Ferrol necesita las venas del ferrocarril


La llamada a las urnas está ya ahí al lado y suben las taquicardias ante la cita electoral más abierta. Y el debate organizado el martes por La Voz con Juan Juncal (PP); Ángel Mato (PSOE); Secundino García (Nós); y Miguel Castro (En Marea) dejó claro eso de que el pasado siempre vuelve. El grueso de ese coloquio fue, cómo no, el sector naval y las infraestructuras, fundamentalmente los ferrocarriles. Igual que hace cuatro años. Igual que hace ocho... El calor de las votaciones siempre hace rebrotar las posturas de unos y otros pero, lo cierto, es que si los problemas son tan recurrentes, si las banderas de campaña son siempre las mismas, algo se está haciendo muy mal. Porque no hay soluciones.

En el ámbito de las comunicaciones por ferrocarril, Ferrol y su comarca continúan soportando de forma estoica un aislamiento que solo fue aliviado con la propina de la conclusión de la AP-9. Llegó a trancas y barrancas. Y casi como si hubiese que dar las gracias. En fin.

Ahora, con el tren, sucede lo mismo. O, mejor dicho, con los trenes. Las cosas aquí son sencillas, más allá de argumentaciones etéreas. ¿Va a tener AVE Ferrol? No. ¿Por qué? Porque la ecuación usuarios-inversión no sale. Sin más. Que no nos cuente milongas. Lo único que a día de hoy es viable es una malla de cercancías eficaz a A Coruña. Una conexión del siglo XXI, vamos. Pero ni eso es capaz de garantizar nadie. Ni siquiera eso.

Y, claro, que no falte el debate sobre el ferrocarril a Caneliñas. Primero la reclamaban todos a una como en Fuenteovejuna. Y cuando, por fin, se pone un proyecto sobre la mesa con su declaración de impacto ambiental aparejada surge la polémica sobre el trazado. Ferrol en estado puro. No nos ponemos de acuerdo ni en lo que estamos de acuerdo. ¿Son los técnicos de Fomento unos incompetentes? ¿El planteamiento se hizo a ratos libres para salir del paso? No. Se estudiaron tres variantes, se analizaron y se ha optado por la ruta sur. Y cualquier paso atrás supondrá dejar al puerto exterior de Ferrol sin ferrocarril. Es lo que hay. Que ancha es Castilla, y si no se quiere la inversión para estos lares se destinará a otros donde sea mejor recibida. Y, ojo, no vaya a ser que los que ahora dicen digo y se oponen a esa ruta luego digan Diego y la acepten. Que una cosa es prometer y otra, bien distinta, hacer si hay responsabilidad de gobernar. Ejemplos aquí de cambios de criterio tenemos de sobra. No se debe, por ética, usar Ferrol para marear la perdiz ni para trampolín político. Ni vale tampoco liar madejas y no llegar a ningún lado. El que tenga soluciones que las aplique. El que no, que se dedique a otra cosa. A ver si dentro de cuatro años no hay que volver a debatir sobre Navantia y los trenes.

Por Andrés Vellón crÓNICA

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ferrol necesita las venas del ferrocarril