Una tonelada de vieira nutre cada día el mercado negro desde Ferrol

La proximidad de la Navidad espolea a los furtivos, que operan ya día y noche

Productos legales, entre ellos vieira, despachados en la fenesa Mariscos Rioboo
Productos legales, entre ellos vieira, despachados en la fenesa Mariscos Rioboo

Ferrol

«El domingo había al menos seis lanchas trabajando con ranas y ya vi salir a un chaval con un saco grande de vieira... Ahora mismo no paran, ni de día ni de noche». Así describe un mariscador local la actividad de los furtivos durante estas jornadas. Y diferentes fuentes del gremio, conocedoras de la situación, han corroborado un problema que se veía venir. Con la proximidad de las fiestas navideñas la esquilmación de este tipo de marisco -y también el de la almeja- se ha disparado.

Tal y como publicaba La Voz el 29 de septiembre, en aquellas fechas salían de la ría local unos 2.000 kilos de viera cada semana para abastecer el mercado negro. Desde «hace unos quince días» el saqueo de los ilegales se ha intensificado y el volumen «supera la tonelada la mayor parte de la jornadas, y nos quedamos cortos».

Siempre según las mismas fuentes, las áreas más castigadas son la zona de los castillos hacia el exterior de la ría y también las proximidades de la cetárea de La Palma. Y los puntos principales de destino «las Rías Baixas y Santiago, porque todo ese volumen de marisco no se puede quedar solo por la zona»

Difícil de controlar

Con respecto a la forma de controlar el fenómeno, resulta muy complicado. Se apunta que, al tratarse de buceadores, «o se ponen a vigilar cuarenta policías o no hay forma de frenar esto». Los ilegales de la vieira operan en pequeños grupos, de forma muy coordinada, incluso con personas para vigilancia, y están en contacto con amplias redes de distribución que garantizan la venta.

¿Qué opinan los consumidores? La mayoría rechaza el consumo de cualquier tipo de marisco de procedencia furtiva. Es el caso de la ferrolana Pilar Lamela. Contudente al respecto indica que «la gente no debe de comprar este producto, porque pueden intoxicarse, porque están defraudando y por ética, no se debe comprar nada de eso».

Otro vecino, Blas Castro, considera que «posiblemente hay gente que consume marisco ilegal a sabiendas». Añade que «yo creo que no se debería, el marisco habría que controlarlo, hay que sanearlo... No vale todo directamente de la ría».

¿Por qué aglutina la ría de Ferrol tantos furtivos? Castro indica que «hay necesidad de trabajo, no hay empleo, y la gente se busca la vida como puede». En la misma línea se expresa Rosa Castro. También de Ferrol recalca que «todo el mundo tiene que vivir, y tiene que comer, antes el mar era de todos, libre». A renglón seguido admite que «consumí marisco de los furtivos, almeja o percebe». Se lo ofrecen «en casa, en la terraza de algún bar, en muchos sitios». Evita, eso sí, «la vieira», ya que su toxicidad es elevada al necesitar depuración por el nivel de toxina amnésica (ASP) que contiene.

El pulso de la calle

Pilar Lamela
Pilar Lamela

Pilar Lamela: «Debe evitarse el marisco furtivo, por ética, están defraudando»

Blas Castro
Blas Castro

Blas Castro: «Hay necesidad de trabajo, no hay empleo, la gente se busca la vida»

Rosa Castro
Rosa Castro

Rosa Castro: «Consumí marisco furtivo, todo el mundo tiene que vivir y que comer»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Una tonelada de vieira nutre cada día el mercado negro desde Ferrol