La F-103 ensayó guerra antisubmarina y antiaérea con la OTAN

La fragata, con base en Ferrol, participó en una «demostración de fuerza» en los Trident Juncture

Actividad a bordo de la «Blas de Lezo»
Actividad a bordo de la «Blas de Lezo»

Ferrol

El Estado Mayor de la Defensa (EMAD) hizo ayer balance oficial de la actividad de la fragata Blas de Lezo (F-103), con base en Ferrol, dentro de los ejercicios Trident Juncture 2015, los mayores de la Alianza Atlántica en la última década en los que, finalmente, participaron más de 36.000 efectivos.

Se indica que, integrada dentro de la agrupación aliada SNMG-1, «desde el pasado 19 de octubre, fecha en que el buque salió de Belfast, ha realizado numerosas actividades incluyendo una breve parada logística en Ferrol. Y a partir del 21 de octubre la fragata se ha integrado en la fuerza Blue del ejercicio» Trident Juncture. En ese marco «ha desempeñado funciones de Comandante de guerra antiaérea de la Fuerza (FAAWC) y en ocasiones, como durante el asalto anfibio, ha sido comandante local de las tres guerras principales».

En las primeras fases de las maniobras se siguió un intenso calendario de actividades entre los que se incluyeron ocho ejercicios de guerra antisubmarina (con lanzamiento de 98 sonoboyas); cuatro de guerra antiaérea; tres de guerra de superficie; dos ejercicios de tiro; y un ejercicio denominado Photex en el que participaron un total de diecisiete barcos aliados.

Ya en la última fase del ensayo, tal y como indica el EMAD, «el buque tomó parte activa en las principales operaciones desarrolladas, dando protección a la Fuerza Anfibia Operativa holandesa que operaba en la Zona de Operaciones Anfibias de la Sierra del Retín».

Ya finalizando las maniobras, y posteriormente, dentro del escenario táctico, la F-103 también participó en una «demostración de fuerza» llevada a cabo frente a las costas de Troia (Portugal). Consistió en una pasada cercana al HMS Ocean, mientras se abría fuego con el montaje principal y se lanzaban aeronaves al aire.

A última hora del día 5 de noviembre, la fragata atracó en la terminal marítima de Alcántara en el puerto de Lisboa, donde ha permanecido hasta el día 9, junto con el resto de buques de la agrupación SNMG-1 en la que se encuentra integrada, y otras unidades navales participantes en el ejercicio.

Próximo cometido

La Blas de Lezo acumuló, de este modo, un total de diecinueve días en el mar antes de esta parada en Portugal, y antes de incorporarse a su nueva misión.

Tal y como ya publicó La Voz el pasado día 10, ahora operará en el Mediterráneo contra el terrorismo dentro del dispositivo Active Endeavour junto con el resto de unidades de la SNMG-1.

Cuando acabe este cometido retornará a su base del Arsenal de Ferrol, lo que sucederá en el mes de diciembre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La F-103 ensayó guerra antisubmarina y antiaérea con la OTAN