«Mis rivales no están en el PSOE»

FERROL CIUDAD

JOSÉ PARDO

Paloma Rodríguez, diputada socialista en el Congreso, atribuye su exclusión de las listas a «cuestiones estatutarias» que acata

03 nov 2015 . Actualizado a las 11:38 h.

Después de dos años y once meses, Paloma Rodríguez Vázquez (Ferrol, 1956) deja la que, asegura, ha sido la actividad «más importante» de su vida. La hasta ahora diputada del PSOE en el Congreso ha sido apeada de las candidaturas a las próximas generales, una decisión de la que discrepa pero asegura que acata. Su futuro profesional vuelve a ser el de profesora de Educación Infantil. Y el político, pasa por su trabajo en la agrupación socialista local, que niega que sea «polémica».

-¿Fue como esperaba el trabajo de diputada?

-No, fue infinitamente mejor. La acogida allí es magnífica, tanto por parte del grupo parlamentario como de todo el personal. Pero no pensaba que el trabajo era tan intenso ni tan sumamente interesante. Para mí fue la experiencia más importante de mi vida en cuanto a actividad. Sin duda, lo más interesante que tuve la oportunidad de hacer.

-¿Qué ha aportado desde el Congreso para esta comarca?

-En estos casi tres años registré cerca de 4.000 iniciativas. Pero la importancia no la tiene el número. Yo quiero destacar que he trabajado todo lo que he podido por Ferrol, por llevar a Ferrol a Madrid y al Congreso, y por supuesto también a la comarca y a la provincia, pero quizá porque Ferrol está en estas circunstancias tan especialmente duras en que nos han puesto, mi empeño fue siempre promocionar Ferrol y destacar su situación para hacer propuestas que pudieran sacarla de aquí. Otro de los temas en que se ha centrado mi trabajo es en el tema de igualdad. El balance no es muy bueno en el sentido de que cualquier propuesta ha sido rechazada. No es falta de trabajo ni falta de insistencia, sino que nos hemos encontrado con una legislatura y un Gobierno que era sordo a cualquier tipo de diálogo, de consenso, de negociación. No solo hemos estado en la legislatura de los recortes en todos los ámbitos, sino de la arrogancia en las formas. Es muy difícil sacar las cosas adelante. Por eso a veces es un poco frustrante, porque sabes que estás haciendo propuestas viables y favorables para una comunidad. Y estaban realmente posicionados en el no por el no, simplemente porque son mayoría. Eso no es que reste calidad ni interés al trabajo, más bien es un aliciente para trabajar e insistir más. Pero sí que es bastante desesperante.

-¿Cómo se siente después de que su partido la haya excluido de las listas a las Cortes para las próximas elecciones?

-Esto son cuestiones estatutarias. Yo acato los estatutos y las decisiones. Me hubiera gustado que las formas fueran diferentes, que se nos hubieran explicado las cosas de otra manera. No a mí, en lo personal, sino en cuanto a que la asamblea de Ferrol tenía unas expectativas diferentes. En todo caso yo tengo que afirmar que mis contrincantes y rivales políticos no están en el PSOE, están fuera del partido. Aquí tengo compañeras y compañeros y tenemos clarísimo un objetivo común. Efectivamente hay discrepancias, muchas veces en las formas, otras en el fondo. Pero este es un partido que debate, que hablamos y que, normalmente, acatamos las mayorías. Habitualmente.

-¿Qué opinión le merece el que será candidato a representar a esta comarca y a la provincia en el Senado, Ángel Mato?

-Desde el momento en que es candidato, es mi candidato, sin más opinión. Es mi candidato y punto. Es el candidato que tiene Ferrol, el que ponemos en esta provincia para representarnos y a nuestra comarca, que le hace mucha falta. En todo caso, estoy segura de que tendremos la fortuna de tener un gobierno diferente, que sí escuchará y que promoverá otro tipo de medidas que puedan hacer aflorar lo que necesitamos: el empleo, el bienestar, la energía que Ferrol parece que va perdiendo día a día con estas políticas de recortes.

-¿Por dónde pasa su futuro político?

-Mi futuro político está aquí. Yo pertenezco a esta agrupación, soy la vicesecretaria general, y estoy muy satisfecha de ella. Creo que es una agrupación con una militancia muy comprometida y estaré aquí a lo que decida el partido. En todo caso, estoy muy satisfecha de volver a mi trabajo, que lo echaba de menos. Mi futuro será trabajar aquí.

-¿Por qué es tan polémica esta agrupación?

-¿Polémica? No es polémica. Esta agrupación tiene un respaldo mayoritario a esta ejecutiva y a nuestra secretaria general aproximadamente de un 73 o 75 % de la agrupación en todas las asambleas desde que estamos en esta ejecutiva. El apoyo es mayoritario. En el PSOE se habla y se exponen las diferencias. Eso no solamente no es malo, sino que es bueno. Hay algunas personas dentro de la agrupación, que son compañeros y compañeras, que opinan en determinados temas de una forma diferente a la mayoritaria. No hay más que eso. No es polémica. Cualquier grupo humano es polémico y cualquier situación de convivencia crea discrepancias. Las hay entre dos personas, cuanto más entre las trescientas y pico que están afiliadas a esta agrupación. En las asambleas, quien no está de acuerdo con determinados temas, expone su postura. Lo cual es no solamente de agradecer, porque muchas veces también es una valentía exponer una postura diferente a la mayoritaria. Pero conflictiva no es, porque la mayoría es aplastante por el momento.

-¿Cómo está Ferrol en cuanto a militancia con respecto a otras ciudades gallegas?

-Yo creo que estamos bien. Hemos bajado un poco, porque la crisis, por motivos económicos o por no poder acudir, impide el incremento de la afiliación. Pero en estos momentos en Ferrol estamos muy bien.

-¿Cómo lo está haciendo el PSOE en el gobierno local, dentro del bipartito con Ferrol en Común?

-Sinceramente, creo que lo estamos haciendo magníficamente bien. Es un gobierno bastante compacto, en el que se dialoga y se hacen las cosas de acuerdo. Teníamos un programa en el PSOE muy solvente, muy estudiado y reflexionado, e incluso cuantificado económicamente. Y muchas de las cuestiones que nosotros llevábamos en el programa están en esos 75 puntos del pacto, porque eran preocupaciones comunes a FeC y al PSOE. En lo que estamos desarrollando, veo enormes avances.

-¿Echará de menos el Congreso?

-Sí, pero pienso ir por allí algunas veces.