Una vía muy activa ¿y peligrosa?

La AG-64, con denso tráfico, registró cinco accidentes de camiones en dos meses


Ferrol

La autovía AG-64, que enlaza Ferrol y Vilalba, es, sin lugar a dudas, una de las de mayor densidad de tráfico pesado de Galicia. De hecho, cada día recorren el tramo entre el puerto exterior de Ferrol y As Pontes más de 120 camiones que transportan carbón para la térmica de Endesa. Cada conductor suele hacer seis viajes diarios, lo que en el conjunto de la jornada representa unos 720 recorridos de ida y vuelta.

A este tráfico hay que sumar los vehículos de transportes especiales de los equipos eólicos que tienen como destino el puerto de Ferrol, además de un importante movimiento de turismos que utilizan a diario el vial para sus desplazamientos. No obstante, el tráfico pesado es el que representa el mayor volumen por esta vía, ya que de cada 30 vehículos que discurren por la misma, entre 20 y 25 son camiones.

Partiendo de ese innegable volumen de tráfico, las cifras de siniestralidad de la autovía no parecen elevadas y así lo entienden los responsables de la Dirección General de Tráfico, que no tienen catalogado ningún punto negro a lo largo de todo el trazado. Sin embargo, el hecho de que en los dos últimos meses se hayan registrado cinco accidentes de camiones en el tramo comprendido entre la parroquia naronesa de Sedes y el municipio de San Sadurniño llama la atención y está despertando alarma, sobre todo porque la mayoría ocurrieron en la zona de curvas de San Sadurniño, entre los kilómetros 11,5 y 19,6.

Según fuentes consultadas por este periódico, se trata de un trayecto sinuoso, en el que existe un radar de tramo, situado en el punto kilométrico 12,825, y la velocidad está limitada a 90 kilómetros por hora, mientras que la genérica del vial es de 120.

A decir de responsables de tráfico, el hecho de que los camiones registren salidas de vía en ese tramo puede deberse a que el límite de 90 es adecuado para los vehículos ligeros, pero no para el tráfico pesado, por lo que habría que reducirlo, cuestión que compete a la Jefatura de Tráfico y a la Xunta, titular del vial y responsable del mantenimiento.

Investigación de la Fiscalía

La peligrosidad del vial fue investigada, incluso, por la Fiscalía de Ferrol, que, a raíz de una denuncia anónima, solicitó a Tráfico un informe al respecto. Finalmente las diligencias se archivaron, porque no se hallaron elementos que pudiesen determinar que la vía no fuese adecuada y no se estuviesen realizando los oportunos controles sobre el trasiego de camiones.

Por su parte, los que a diario transitan por la AG-64 sostienen que el drenaje del tramo de curvas de San Sadurniño no es el adecuado. Los días de lluvia el agua discurre por la calzada, provocando salidas de vías, principalmente de los vehículos pesados.

Progresión de incidentes

Según los datos recabados al respecto, en el año 2013 no se produjo ningún accidente en el que se vieran implicados camiones, en 2014 se registraron siete y en las últimas ocho semanas, cinco. Esta progresión puede deberse, según explican los camioneros, al deficiente drenaje y al desgaste de la calzada.

También contribuye el hecho de que, según los propios transportistas, al haber tanto tráfico pesado, se ensucia mucho la calzada. El mayor problema se plantea con los transportes especiales, que están equipados con sistemas de frenos hidráulicos que, al parecer, pueden provocar vertidos en la vía. Precisamente, el reventón de un latigillo de un transporte de aerogeneradores fue la causa de uno de los últimos accidentes registrados en la autovía AG-64.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Una vía muy activa ¿y peligrosa?