Concello y cofradías incendian el conflicto por la Semana Santa

El alcalde dice sentirse «traizoado» y la junta general «enganada»


Ferrol

El conflicto por la financiación de la Semana Santa escribió ayer el capítulo más duro del enfrentamiento entre Concello y cofradías, que se reprocharon mutuamente una situación de la que ambas partes culpan a la otra de haber provocado. La junta general de las hermandades ferrolanas ahondó ayer en la posibilidad de que las procesiones puedan ser suspendidas total o parcialmente si el Ayuntamiento no pone los 75.000 euros que aportó este año a la celebración. Y aseguran sentirse «enganados» por el gobierno local y su alcalde, que garantiza esa aportación «coa colaboración doutras administracións que xa dixeron que non». El presidente, César Carreño, esgrimió las declaraciones realizadas por el presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, en las que descartaba aportación alguna en metálico y limitándola a la edición de procesionarios, carteles y la revista anual. Y las de la delegada provincial de la Xunta en A Coruña, Belén do Campo, en las que defendió que los fondos autonómicos solo pueden ser utilizados para promoción y difusión.

Sostiene que sin las ayudas municipales no podrán sacar el próximo año las 26 procesiones. Y que la posibilidad de suspensión «está aí presente», aunque siempre previa consulta a los cofrades. Además, advirtió que, de reducirse los desfiles, la Semana Santa podría perder su categoría de Fiesta de Interés Turístico Internacional y retrotraerse a una celebración «como a dos anos cincuenta». Carreño defendió que la Semana Santa «non ten ideoloxía», que es una cita «aberta» y que desde el ejecutivo local «penso que non a coñecen».

Suárez los acusa de «politizar»

El alcalde se defendía ayer alegando que «a situación de tensión non foi creada por nós» y que ha derivado «nunha situación de conflicto onde non había motivo». Asegura que la posición del gobierno «sempre foi clara», que fue la que plantearon en el pleno. Sobre esta sesión recriminó «as actuacións con abucheos e insultos, que non concorda moito coa actitude da xunta de confrarías», a las que recriminó que no hubieran comunicado su asistencia. Respecto a la Diputación, asegura que sí planteó a su presidente si estaría abierto a colaborar económicamente, y que este «non se pechou en banda». Y asegura que tratará de nuevo el tema la próxima semana cuando se reúna con él para tratar el nuevo convenio de bomberos.

Ante las críticas recibidas por los organizadores de la Semana Santa, Suárez no se queda atrás. Los acusa de «politizar» una cuestión con la que «nós en ningún momento fixemos bandeira política». Y también de «romper unilateralmente unha palabra posta en común» en los encuentros mantenidos. «Síntome traizoado pola Xunta Xeral. A confianza personal está quebrada», declaró.

Sobre la amenaza de suspender las procesiones, advirtió de que «se non queren organizalas van facer un dano importante á cidade de forma unilateral». Las cofradías pidieron una reunión urgente con el alcalde que el regidor asegura que mantendrán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Concello y cofradías incendian el conflicto por la Semana Santa