La Policía no halla nuevos huesos en el monte en el que apareció el cráneo

La calavera, a la que le falta la mandíbula, pertenece a una mujer

Lugar del monte en el que el miércoles aparecieron los restos óseos.
Lugar del monte en el que el miércoles aparecieron los restos óseos.

Ferrol

Miembros de las unidades de Policía Científica y Judicial de la Comisaría de Ferrol-Narón volvieron ayer al lugar en el que el miércoles unos maderistas descubrieron un cráneo humano que resultó ser de una mujer y que no estaba completo, porque le faltaba la mandíbula. Se trataba de seguir buscando algún otro resto óseo que aportase datos a la investigación abierta, pero, según la información facilitada por fuentes policiales, no apareció nada más.

El hallazgo se produjo en un monte situado a la altura del kilómetro 4 de la carretera de Covas, al lado de Canteras Ferrolanas, cuando unos trabajadores realizaban las labores propias de una tala de eucaliptos.

El cráneo descubierto, al que la falta el hueso de la mandíbula inferior, está completamente esqueletizado, por lo se estima que la muerte de la mujer a la que pertenecía pudo producirse hace más de diez años. Para concretar ese extremo, los restos recogidos serán enviados a la Unidad de Antropología del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), que está situado en la localidad ourensana de Verín. En ese centro trabaja el destacado antropólogo forense Fernando Serrulla, que ya se había ocupado de la investigación de los restos óseos que aparecieron en febrero de 2014 en la playa de Santa Comba, en la parroquia ferrolana de Covas, y de otro esqueleto descubierto en Leixa hace varios años, que correspondía a una toxicómana que se cree que falleció en el monte en el que fue hallada.

El hecho de que la calavera encontrada el miércoles entre unas zarzas en el monte esté esqueletizada dificulta la investigación, aunque, de todos modos, las pruebas de ADN podrán aportar datos de relevancia en el caso, para compararlos con el de personas desaparecidas, además de permitir concretar la antigüedad de los restos óseos.

El caso compete al Juzgado de Instrucción número 3 de Ferrol, que es el que está de guardia esta semana, pero fuentes próximas a la investigación señalaron la posibilidad de que el hallazgo pueda no tener relevancia judicial. Si la muerte fuese violenta y se hubiese producido hace más de veinte años el crimen ya habría prescrito si no se descubrió al culpable. Otra hipótesis que se baraja es que la calavera proceda del levantamiento en algún cementerio y que los restos fuesen depositados en el monte.

Los restos serán analizados en la Unidad de Antropología del Imelga, en Verín

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La Policía no halla nuevos huesos en el monte en el que apareció el cráneo