«Orgullo petrolero» y ferrolano

La cúpula de Pemex regresa a la ciudad para una botadura significativa

El flotel «Orgullo Petrolero» en la grada de Navantia
El flotel «Orgullo Petrolero» en la grada de Navantia

Ferrol

Ferrol celebra hoy una botadura especial: la del flotel Orgullo petrolero. No es la del buque más complicado, ni el proyecto más grande, pero sí de los más esperados. Llegó cuando la sequía de contratos comenzaba a ser angustiosa y Navantia quiere demostrar que se ha cumplido con creces. Es más, incluso se entrega con dos meses sobre el plazo previsto y uno de ventaja sobre el gemelo de este buque, cuya construcción apura el vigués Hijos de J. Barreras, controlado por Pemex, pero que no botará su flotel hasta el 29 de septiembre.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y una amplia delegación de la petrolera Petróleos Mexicanos (Pemex) regresan juntos a la ciudad un año después de su última visita -en octubre del año pasado para la puesta de quilla- y tal vez para los gestores de la firma sea un día de respiro entre algunas vicisitudes de los pasados días como la decisión de Moody´s de revisar para «posible baja» su calificación debido a «la débil generación de efectivo y el perfil financiero de la compañía en lo que va de 2015».

Hace meses que la prensa mexicana se hace eco de algunos retrasos en pagos a proveedores y, de hecho, uno de sus responsables, Carrera Panizzo anunció que la intención de Pemex es desprenderse de los dos floteles antes de la entrega, prevista para mediados del 2016, para explotarlos en régimen de alquiler, aunque tampoco se descarta una venta. Por ahora, hay conversaciones con la noruega Volstad y el Gobierno de México presiona para que en la operación entren inversores. En cualquier caso, el acto de hoy se plantea como una celebración a la que están invitados los trabajadores, sus familias y todos los vecinos que deseen acudir.

La entrada se realizará por la puerta más histórica del astillero, aunque la menos utilizada, (ubicada ante el campus y al lado del cuartel de Dolores) y habrá dos turnos: el de los trabajadores, a las 14.45 (para ellos están reservadas las posiciones C y D de la grada); y el del público en general, que será a partir de las 15.10 y se alargará hasta las 15,40, cuando se cerrará el acceso. La botadura está fijada para las 16.10, la hora de la pleamar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«Orgullo petrolero» y ferrolano