La Xunta abre un expediente informativo por la crisis del agua

Le exige un plan de limpieza que la empresa asegura ya estar realizando


Ferrol

La Xunta abrirá un expediente informativo para esclarecer el origen de la presencia de niveles por encima de lo permitido de trihalometanos en el agua de la traída, que afectó a cinco municipios de la ría. 

Una reunión de alrededor de dos horas y media entre alcaldes de los municipios de la ría afectados por la restricción del consumo del agua; la delegada provincial de la Xunta, Belén do Campo; la delegada territorial de Sanidade, Cristina Pérez; el subdirector de Augas de Galicia y el gerente de la empresa mixta de aguas de Ferrol (Emafesa), Alejandro Pisa, finalizó con ese anuncio, que la representante del gobierno autonómico aseguró que no se trata de una investigación. De eso se encargará, señaló, la Fiscalía y el Valedor do Pobo. El expediente se hará para conocer el detalle de todas las actuaciones realizadas desde que el día 29 de junio se detectó en Caranza un nivel de 185 microgramos por litro de ese compuesto químico en el agua de la traída, cuando el máximo permitido es 100.

Además, la Xunta ha ordenado a Emafesa la realización de un plan de limpieza de toda la red, una actuación que, según Pisa, se realiza ya en las canalizaciones, pese a que se asegura que el estado de las tuberías no ha sido la causa de esta alerta. El gerente señaló que según los primeros indicios, la causa fue el incremento del nivel de cloro para desinfectar el agua, que llegaba con mayor materia orgánica, y que al reaccionar generó mayores niveles de trihalometanos.

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, manifestó no estar de acuerdo con parte del relatorio que la delegada de la Xunta realizó en su intervención, administración a la que acusó de «colgarse medallas cando a única labor que fixo foi a de fiscalización». Además, incidió en que «chamar para ver si se precisa algo non é unha actuación propia dunha autoridade competente en materia de saúde pública, senón que terían que estar permanentemente ao cabo dunha situación que levou a 150.000 persoas a estar sen auga durante tres días». En este sentido criticó la presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en el chiringuito de la playa de Doniños a última hora de la tarde de ayer, «mentres aquí aínda non sabíamos cómo se ía resolver esta problemática».

En respuesta a Alfonso Rueda, dijo que «eu considero fundamental que os plans de emerxencia se activen, alegremente ou non, cando está desabastecida a poboación e os concellos non teñen recursos suficientes», dijo desmintiendo las declaraciones que minutos antes había emitido Do Campo, asegurando que fueron los ayuntamientos los que les trasladaron que no necesitaban que les apoyasen con recursos ya que les bastaba con los propios.

El alcalde de Ares, Julio Iglesias, tomó la palabra en la rueda de prensa posterior a la reunión -y a la que asistieron, en el público, los responsables municipales- para mostrar su sorpresa por que la Xunta carezca de un plan de emergencias para casos como el vivido, el desabastecimiento de agua por la prsencia de un componente químico. Y destacó que en este caso no bastaría con activar un plan municipal, ya que la situación excedía ese ámbito territorial.

La Xunta informó de que las analíticas de los laboratorios de Saúde Pública arrojan que en todos los puntos medidos los niveles están muy por debajo del máximo permitido. Así, los últimos análisis arrojan 33 microgramos por litro en la piscina de A Malata (Ferrol), 52 en el centro de salud de Narón, 45 en el de Fene, 42 en una cafetería frente al Ayuntamiento de Ares y 75 en otro establecimiento enfrente a la casa consistorial mugardesa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La Xunta abre un expediente informativo por la crisis del agua