Las restricciones del consumo de agua en Ferrol, Ares, Fene, Narón y Mugardos podrían prolongarse durante dos o tres días

La Voz FERROL

FERROL CIUDAD

Niveles por encima de lo permitido de un compuesto químico prohíbe la ingesta de agua en algunos concellos de la comarca

16 jul 2015 . Actualizado a las 20:50 h.

Más de 150.000 personas de la comarca de Ferrolterra, pertenecientes a los municipios de Ferrol, Narón, Fene, Ares y Mugardos, tienen restringido el consumo de agua de la traída potable durante los próximos días. La Policía Local de varios municipios, así como bandos y megafonía daban la señal de alarma por niveles superiores a los permitidos de trihalometanos. Se pide que no se beba el agua del grifo, ya que no es apta para el consumo: ni para beber ni para cocinar. 

Los problemas se produjeron en el sistema de depuración. Según detalló el alcalde en rueda de prensa urgente, habitualmente, cuando el nivel de materia orgánica en el agua sube mucho, los técnicos aportan cloro para bajarlo. Pero cuando esta mezcla circula por las tuberías y estas tienen residuos, especialmente en verano, y se produce un aumento del trihalometano. Fuentes municipales ferrolanas informan de que este compuesto químico, en pequeñas cantidades, no es peligroso para la salud. Los técnicos están intentando corregir el problema aportando dióxido de cloro. No obstante, la solución al problema generado, podría demorarse varias jornadas, «agardamos que entre dous e tres días», dijo el alcalde Ferrol, Jorge Suárez, lo que obligaría a mantener a los Concellos la restricción sobre el consumo del agua. Emafesa emitió pasadas las dos de la tarde una notificación en la que asegura que «desde el primer momento se han tomado medidas para controlar y corregir este efecto» y que «se verá normalizado en las próximas 48 horas con toda probabilidad, a tenor de la tendencia de las analíticas efectuadas».

Los ayuntamientos de Neda y Valdoviño, que cuentan con servicio de abastecimiento y depuradoras propias, han ofrecido que los municipios afectados por la prohibición del consumo de agua del grifo en cinco municipios de Ferrolterra que puedan tomar agua de sus traídas. Además, el Concello de A Coruña puso a disposición del de Ferrol y su comarca los recursos de su empresa municipal del agua (Emalcsa) para paliar los problemas que sufren por las «deficiencias» detectadas en la depuradora de Catabois. El alcalde herculino, Xulio Ferreiro, telefoneó al ferrolano y puso a disposición sus técnicos de aguas, el laboratorio y también está dispuesto a ayuda con el suministro si es necesario y si disponen de los recursos adecuados para hacerlo. También ha ofrecido su colaboración el Ayuntamiento de Pontedeume.