A Graña, A Cabana y Cariño, en pie de guerra contra la playa de perros

Argumentan que sus arenales son pequeños y en zonas ya castigadas

.

Ferrol

Al Concello no le será fácil decidir cuál será finalmente la playa ferrolana a la que se permita acceder con animales. Si hace menos de dos semanas las críticas de ecologistas tumbaban la primera de las opciones anunciada, la de Ponzos, las alternativas que el pasado viernes ponía sobre la mesa la concejala de Benestar Animal, María Teresa Riveira, no han dejado indiferentes a sus vecinos. Los de A Graña, A Cabana y Cariño ya se han mostrado en contra de que sus pequeños arenales del interior de la ría puedan convertirse en la playa para perros que demandan los propietarios de mascotas. Fueron las tres posibilidades mencionadas por la edila en Radio Voz Ferrol (105,4 FM), aunque todavía en estudio. Y las tres entidades vecinales elevaban ayer sus voces en contra, cada uno por su lado pero con una misma: llegar hasta donde haga falta para evitarlo.

La presidenta vecinal de A Graña, Azucena Muíños, pedía ayer a primera hora de la mañana una reunión con el alcalde para tratar la cuestión y se mostraba muy contrariada: «Es una playa que usan muchos niños y al mediodía, gente del comercio. Lo que tenían que hacer es mejorar la playa y que se arregle el paseo», argumenta. «Desde el sábado la gente no ha preguntado otra cosa», constató. Y asegura que los vecinos están dispuestos a recabar firmas y «si hay que ir a encerrarse, iremos», aseguró. Tampoco le convence la propuesta de autorizar la presencia de animales por tramos horarios. «Están los perros por la mañana y después llevamos a los niños a jugar donde hicieron sus necesidades los animales», critica. Además, expone que el barrio ya sufre este problema en el parque infantil.

Tampoco en A Cabana el anuncio ha caído bien. «Voy a ir al Concello y espero y confío en que ni siquiera se les ocurra», expresaba la presidenta vecinal, Ana Vargas. «Vamos a tratar por todos los medios que no se ponga aquí», advierte. Sobre todo, porque considera que «hay otras zonas que no aguantaron tanto como nosotros», y no está dispuesta a que A Cabana se deteriore más.

Por su parte, el presidente de la Xunta Veciñal de Cariño, Jesús Foces, trasladó el malestar de los vecinos ante la posibilidad de que sea Cariño la playa escogida, ya que considera que el arenal es inadecuado por «su reducido tamaño» y que perjudicará a las «familias que la escogen por su tranquilidad y escaso oleaje». Además mostró su preocupación por «el uso de esta playa como lugar comodín para solucionar cualquier problema como ya pasó con el puerto exterior» y aseguró que, en caso de que Cariño sea la elegida, emprenderá acciones legales.

Votación
11 votos
Comentarios

A Graña, A Cabana y Cariño, en pie de guerra contra la playa de perros