Gómez Noya: «Ganará el Mundial quien venza en la última carrera»

El triatleta ferrolano repasó su carrera y atendió infinidad de preguntas en Herrerías


FERROL

Exalumno de la Universidade da Coruña en la Escuela de Caminos, el triatleta Javier Gómez Noya regresó este martes a un acto académico para dar una conferencia en el Centro Cultural Herrerías. Y batir récords. «En el número de preguntas respondidas has ganado al resto de competidores en esta cátedra», bromeó el almirante del Arsenal, Manuel Garat Caramé. Porque el tetracampeón del mundo ofreció una charla titulada «Liderazgo, talento y resiliencia. Visión de un deportista», en la que repasó su vida y atendió a cuestiones de lo más diverso. 

«Cualquier deportista de élite tiene que ser un líder, me di cuenta muy pronto porque tuve que tomar decisiones cuando igual todavía no estaba preparado», comentó Gómez Noya antes de relatar su lucha por competir con la cardiopatía que padece. El Consejo Superior de Deportes la usó para vetar durante años su presencia en pruebas internacionales, hasta que se le dio la razón. Se refirió a la importancia de «saber delegar» y el significado que da a la palabra talento. «Antes lo veía como unas aptitudes, pero el auténtico talento lo marca la capacidad de sacrificio», comentó en una intervención en la que dejó espacio para la autocrítica. «Quise entrenar demasiado para los Juegos de Pekín y terminé pasándome», dijo sobre las sesiones previas a su fractura de estrés en el calcáneo, dos meses antes de viajar a China. 

Reinventarse y experiencia

En la rivalidad con los hermanos Brownlee encontró motivos para reinventarse, como para ganar carreras en los últimos metros. «A base de trabajo de técnica de carrera y fuerza específica, me he permitido mejorar mi punto débil del esprint», comentó antes de declarar: «Estoy en mi madurez deportiva, física y mental. Ahora tengo experiencia. Cuando era más joven me parecía que apenas contaba eso, que andas o no andas. Pero ahora que me he visto en diferentes situaciones sé la importancia de tomar decisiones tácticas y estratéticas a 180 pulsaciones». 

En un auditorio en el que destacaba la presencia de jóvenes deportista del Triatlón Ferrol, Gómez Noya cifró un entrenamiento de una semana dura en unos 25 o 30 kilómetros a nado, otros 400 sobre la bici y 100 o 115 de carrera a pie. «Estar en lo más alto requiere un sacrificio brutal, pero en mi caso compensa». 

Lo que mejor lleva, correr

A medio plazo fijó el reto de lograr el oro en los Juegos de Río 2016, antes de abrirse el turno de preguntas. No tiene psicólogo, recomienda «comer bien y mucho», pues conoce rivales que intentan afinar tanto el peso que se pasan, y admite la dificultad para elegir el sector que más le gusta del triatlón: «Quizá correr sea, cuando más en forma estoy, lo que más disfruto. Aunque también me gusta salir en bici. Nadar, aunque sea siempre viendo la línea bajo el agua, me tira menos, pero siempre está ahí mi pasado como nadador». ¿Qué lugar le ha fascinado más?, le preguntó un chaval. Le costó elegir, aunque citó Nueva Zelanda, Sudáfrica, España...

¿Un consejo para los niños? «Que disfruten, que aprendan a nivel técnico, porque ya tendrán tiempo de trabajar duro, y sus entrenadores, que sepan motivarlos y crear el ambiente para que lo pasen bien». En su caso, José Rioseco, su primer entrenador de triatlón, le enseñó «el 80%» de lo que sabe hoy. 

«Cuando gano me divierto más»

Él, entre ganar y disfrutar, las dos: «Yo hago triatlón para divertirmo, pero cuando gano me divierto más», respondió ante las risas del auditorio. «Sigo con el mismo espíritu que cuando empecé, y las carreras que no gano son de las que más aprendo. Pero a todo el mundo le motiva ganar, igual que en el colegio». E insistió en la búsqueda de la excelencia. «Hay que ser muy crítico contigo mismo para analizar los errores que cometes. Yo soy el primero que tras una carrera pienso en qué hice mal. Lo más duro es hacer cambios y evolucionar». 

«Respeto» con Alistair

Sobre su relación con los hermanos Brownlee admitió la tensión. «Tiene altos y bajos (...). Hay un rivalidad grande, importante, como es lógico, pero los dos nos tenemos mucho respeto. Es mi rival más duro y fuerte, como yo lo he sido para él», comentó sobre el mayor de los ingleses, Alistair, el campeón olímpico. 

El director de la cátedra Jorge Juan, Manuel María Romasanta Pavón, y la vicerrectora del campus ferrolano, Araceli Torres, arroparon al campeón mundial en el estrado. 

Cinco favoritos para el Mundial

Tal como está la clasificación, Gómez Noya pronosticó cinco favoritos para el título mundial: él mismo, Alistair y Jonathan Brownlee, el mallorquín Mario Mola y el francés Vincent Luis. «Creo que ganará el Mundial el que venza en la última carrera [en Chicago]. Más emoción, y también más presión». 

Aunque admitió vivir una situación privilegiada gracias al apoyo de sus patrocinadores, criticó la falta de respaldo de la Federación Española de Triatlón a los deportistas. «Su apoyo es nulo. Todos los que estuvimos en la última carrera de Japón nos pagamos el viaje». 

Al mismo tiempo, destacó el éxito de los españoles a nivel individual. «Los tres primeros de la clasificación del Mundial son españoles, pese a que es la época en la que menos ayudas tenemos, y contamos con cuatro en el top-10, algo que no tiene ningún país», comentó antes de citar a los gallegos Uxío Abuin y Pablo Dapena, que también compiten al máximo nivel, y a pioneros a nivel internacional como Iván Raña y David Castro. «En Galicia se está haciendo una labor muy buena con la base, y el Triatlón Ferrol logra muy buenos resultados también a nivel nacional, por supuesto. Pero no se trata solo de la competición, sino de que la juventud haga deporte», matizó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Gómez Noya: «Ganará el Mundial quien venza en la última carrera»