Jesús Busto: «El surf te traslada la energía del mar»

La pasión por el agua del presidente del Océano Surf Club le lleva a desarrollar proyectos de divulgación en varios ámbitos diferentes

Jesús Busto, ante su casa, la playa de Doniños
Jesús Busto, ante su casa, la playa de Doniños

FERROL

Dejó el windsurf porque, entre todos los condicionantes, al final solo lo podía practicar unos 20 o 25 días al año. Era el año 1998, agarró la tabla de surf y desde entonces Jesús Busto dedica todo su tiempo libre a su deporte favorito, y las abundantes ramas que le salieron a una afición frondosa. Preside el Océano Surf Club, lideró 10 años la delegación local de la Surfrider Foundation, coordinó la publicación del monumental libro sobre la historia del Pantín Classic, prepara otra sobre el surf en Galicia y trata de divulgar lo mejor de todo el material que cae en sus manos. Por eso recoge los datos del campeonato de Valdoviño en la web pantinclassicpros.com, colaboró con el primer libro sobre la historia del surf en España, brindó material para la que será la primera película sobre el mismo tema... Otras carreteras secundarias le llevaron a montar vídeos documentales de las investigaciones de Juan Luis Montero en Siria, del evento Onda Longa o las Meninas de Canido, hacer proyecciones para los festivales de la escuela de danza Matilde Pedreira... 

-No para. Si el día tuviese más horas, ¿a qué las dedicaría?

-Pasaría más tiempo en el agua todavía. Lo principal es hacer surf, el resto son actividades alternativas a estar en el agua, y que me sirven como vínculo de unión con otras personas. Pero lo fundamental está en el mar. 

-Deportes muy diferentes enganchan por distintos motivos. Pero, ¿qué tiene el veneno del surf?

-Es una suma de cosas, en primer lugar ya por el lugar en el que se desarrolla: la naturaleza, el mar... El surf te traslada la energía del mar. Uno sale del agua cansado, pero recargado de energía al mismo tiempo. Eso es algo que pasa con otros deportes. Supongo que será por la secreción de endorfinas. Luego, el surf depende de las olas y añade más contenidos: borrascas, anticiclones, partes meteorológicos... Preocuparte por todo eso te hace descubrir cosas muy interesantes. Y, aunque lo practicas en solitario, se genera una cordialidad, una unión, con otros practicantes, porque todos dependemos de todos, por lo que el surf crea vínculos más profundos con los amigos. Luego, vas aprendiendo, superas tus límites... La suma de todo crea esa adicción. Y encima es un deporte muy ligado a la cultura: música, cine, fotografía, vídeo...

-En el 2019 pretende cerrar un círculo. 

-Sí. Al preparar el libro sobre la historia del Pantín Classic incluí un capítulo sobre el origen del surf en Galicia y me encontré historias muy interesantes. Pensé que con el tiempo igual se perderían. De hecho algunos protagonistas fallecieron. El proyecto sobre la historia del surf en Galicia surgió así. A veces nos falta visión del pasado. Hoy vas a una tienda, compras todo y te echas al agua, pero surfear hace 40 años era un reto por el material, el miedo al mar, su dudosa aceptación social... La labor de los pioneros debe reconocerse. Fui descubriendo historias y personalidades muy interesantes. Llevo 8 años ya de trabajo para el libro, y me encontré material muy valioso, con películas en Super 8, como las que puse a disposición de los autores de La primera ola, la película que se estrenará en el Festival de San Sebastián. Otros me lo prestaron y mi obligación era prestarlo también. El libro podría salir en el 2019, al cumplirse 50 años desde que sabemos que un gallego hizo surf. Sucedió de forma simultánea en dos lugares. En Coruña con Miguel Camarero y Gonzalo Viana, que descubrieron el surf por un compañero de clase asturiano, Félix Cueto, y en Vigo porque Nacho y Víctor Montenegro, Nicolás Pita y Ángeles Vega vieron a un extranjero practicarlo en Patos, viajaron a Biarritz a por el material y empezaron a practicarlo. Esos dos grupos no se conocen hasta tres años después.

SU FICHA

Ferrol, 1975.

Dejó el windsurf al adquirir un nivel y se pasó al surf, del que le enganchó tanto el deporte como todo lo que gira alrededor de él; la ciencia y las relaciones personales.

Preside el Océano Surf Club, estuvo al frente de la Surfrider Foundation en la zona y dirigió el Pantín Classic 2006. Vuelca sus inquietudes en el blog Desde la Croa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Jesús Busto: «El surf te traslada la energía del mar»