Un presente con miras al futuro


Ferrol

Ha dejado de ser un mercado de futuro para plantarse en el presente de la industria naval de Ferrolterra. Navantia y la asturiana Windar Renovables, acompañadas de una red de suministradores locales formada por unas 35 empresas, están a punto de comenzar la fabricación de los 29 jackets -estructuras sobre las que se asientan los aerogeneradores en el mar- que irán colocados en un parque promovido en el Báltico por la eléctrica Iberdrola. Los máximos responsables de este proyecto lo tienen claro: es la llave que puede abrir la puerta a más contratos en el sector. Hay inversiones millonarias ya en ejecución o planteadas en este ámbito, que no solo reporta una vía de diversificación para los astilleros públicos, sino también ocupación para las empresas auxiliares, muchas de las cuales ya trabajan en el ámbito energético, al que se dirigieron en las últimas crisis del naval.

La búsqueda de negocios alternativos a la construcción de buques no tendría por qué levantar suspicacias en una comarca en la que, desde la primera reconversión, se ha insistido en la necesidad de diversificar su tejido industrial. Los contratos de la eólica marina están lejos de suponer la fuente de empleo, generación de recursos económicos y ocupación que implican los pedidos de construcción de buques. Que no son la panacea, vaya. Pero Navantia insiste en que esta apuesta no es excluyente con la rama naval. Sin prescindir de su esencia, ¿por qué no habrá de mirar al futuro en donde es competitiva para hacerlo?

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Un presente con miras al futuro