Algo se mueve en el naval de Ferrolterra


Ferrol

Dicen los psicólogos que se debe ver el vaso «medio lleno» en lugar de «medio vacío». Con el permiso de todos estos magníficos profesionales yo añadiría una matización de corte más ingenieril y diría que se debe ver medio lleno cuando la tendencia sea a mejorar y medio vacío cuando vaya decreciendo.

No hay que echar mucho la vista atrás para situarnos en un Astillero como Navantia sin un solo contrato. Hace apenas dos años muchos de nosotros peleábamos (y a algunos nos partieron la cara en esa lucha) por la construcción de un dique flotante. Dique flotante que habría reforzado la capacidad del área de reparaciones del astillero.

En este aspecto hay que señalar que existen obras que no son tan mediáticas y que, no sólo dejan suculentos dividendos en la zona, sino que aumentan el prestigio de la empresa (obras de media vida en los buques argelinos, transformación del buque Monforte de Lemos en la cual, desgraciadamente, acaba de producirse la peor de las tragedias humanas, obras del LNG Knutsen?). Reforzar y potenciar el área de reparaciones, para cuando los tiempos vengan «mal dados», es fundamental.

En cuanto a nuevas construcciones, hoy día se trabaja en un buque de apoyo a plataformas (el famoso flotel) y un buque de acción marítima (el también famoso BAM), pero Navantia sigue (en ocasiones con poco acierto) en su labor comercial, tratando de abrir nuevos contratos.

Y mientras, en Fene se empieza a trabajar en los jackets para Iberdrola y se anuncia un acuerdo para los petroleros Suezmax de Ibaizábal, que aunque es bien poca cosa ha significado la vuelta a la actividad. Nos pongamos como nos pongamos, el futuro de Navantia Fene pasa por una privatización.

No cabe duda de que todo esto es claramente insuficiente, pero en la labor de mejorar la situación todos debemos aportar nuestro granito de arena. Muchos de nuestros jóvenes titulados han ido a trabajar fuera de España. Algunos de mis exalumnos, con los que mantengo un contacto insustituible están adquiriendo una experiencia que sin duda terminarán trasladando a esta zona, en sitios y sectores diversos (apoyo a plataformas en El Congo, mantenimientos navales en Noruega, construcción naval en EE.UU., oficina técnica y construcción en Italia y en Australia?).

Más jóvenes ingenieros están tratando de reflotar el antiguo astillero de La Graña y ya están a punto de entregar un flamante remolcador construido con unos medios de oficina técnica y producción que harían sonrojar a muchos astilleros.

Pero hay que echar muchos más granitos de arena al montón: es absolutamente imprescindible dotar al Puerto Exterior de todos los medios logísticos para conseguir un mayor tránsito de buques, hay que apoyar decididamente la titulación de grado en ingeniería naval, es necesario pelear por la ansiada declaración de Patrimonio de la Humanidad, habría que pensar en revalorizar en Ferrol los barcos que llegan a su fin de ciclo de vida, hay que seguir peleando por la viabilidad de empresas como Megasa, Reganosa (está prevista una revolución cuando se implemente el uso de LNG en la propulsión), Madereras, Forestal... y todas aquellas que signifiquen carga /descarga de mercancías en nuestros muelles. Recientemente casi un centenar de ingenieros navales hemos creado la asociación Enoga con el único fin de aportar humildemente nuestra experiencia técnica, se ha dado un renovador relevo en las direcciones de Exponav y el Museo Naval. Con estas líneas solo pretendo animar a seguir trabajando por el sector, cada uno desde su puesto de trabajo, con espíritu positivo para no sólo ver el vaso medio lleno, sino terminar de llenarlo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Algo se mueve en el naval de Ferrolterra