Acepta un año de prisión por tener pornografía infantil 

El juicio no se celebró al llegar a un acuerdo la abogada del acusado, que podrá eludir la entrada en la cárcel


Ferrol

El Juzgado de lo Penal número 2 de Ferrol no llegó a celebrar ayer el juicio contra un naronés al que se acusa de tener y difundir pornografía infantil por tener los archivos al alcance del programa de intercambio de ficheros eMule. La abogada de la defensa negoció con el ministerio fiscal minutos antes de la vista que se tuviese en cuenta el atenuante de los retrasos que había sufrido el caso y que su cliente pasó mucho tiempo esperando una resolución al mismo. De hecho, el acusado hizo notar en los pasillos que necesitaba «terminar con este asunto, comerme el marrón si es necesario y marcharme a casa para olvidarme de esto pronto», según manifestó, casi a voces, a su letrada en el pasillo de los juzgados.

Los delitos que se le imputan datan de octubre del 2011, cuando dentro de una investigación policial se pidieron los datos de ordenadores en los que, presuntamente, se descargó material de contenido sexual e ilegal. Las pesquisas llevaron a la policía a la casa del acusado, donde se encontraron discos duros con más de 26.000 imágenes y algunas más en la papelera de reciclaje.

Decomiso del disco duro

Una vez sellado el pacto, el juez leyó al acusado el contenido del mismo: «Le condenamos a la pena de un año de prisión y concurriría el atenuante de dilaciones indebidas, con el accesorio legal de la inhabilitación para el derecho del sufragio pasivo durante ese tiempo de la condena y también el comiso del disco duro que pasaría a la custodia del Estado». En este sentido, la fiscal detalló que existe un protocolo para destruir estas imágenes.

La pena tiene en cuenta que el acusado tenía antecedentes por una infracción de tráfico. El juez detalló que el acusado es delincuente primario, es decir, con antecedentes, pero que están cancelados ya.

El acuerdo tiene en cuenta los retrasos que sufrió el caso, pero también que aunque el acusado tiene antecedentes estos están ya cancelados. En este sentido, el juez detalló que se pidió la suspensión de esta condena y «el ministerio fiscal no se opuso y yo tampoco, por tanto se le suspendería la pena de prisión por el plazo de dos años, lo cual quiere decir que durante esos dos años usted debe abstenerse de cometer cualquier tipo de delito, porque en el caso de cometerlo no solo cumpliría la pena del nuevo delito, sino también la de esta». La sentencia se hizo firme instantes después con el asentimiento de las partes, en especial, del acusado que manifestó su alivio por el fin del proceso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Acepta un año de prisión por tener pornografía infantil