«La ayuda de la gente aumenta»

El sacerdote difunde la campaña de Manos Unidas en Ferrol


Ferrol

Lleva once años como misionero en Nicaragua y ahora no ha dudado en atender la llamada de la delegación ferrolana de Manos Unidas. Claro Jesús Díaz es sacerdote diocesano de Sevilla, y ha venido para difundir la campaña de la entidad por parroquias y colegios.

 

-¿Qué hace en Nicaragua?

-Llevo once años y trabajo en la costa Atlántica. Mi función es anunciar el Evangelio de Jesús y la atención pastoral y espiritual a las comunidades campesinas. También les ayudamos en la educación y en que puedan tener unas mínimas condiciones de vida y en sus necesidades básicas, como la siembra. Manos Unidas colabora. Nos ayudó en la construcción de pequeñas escuelas rurales multigrado. El proyecto incluye la escolarización, la creación de la infraestructura y la capacitación de los maestros.

 

-Y ahora ha venido usted a apoyar a la delegación ferrolana

-Así es, el día 8 es el ayuno voluntario y la campaña bajo el lema Luchamos contra la pobreza. ¿Te apuntas?. Estoy intentando difundirla.

-¿Dio charlas en colegios?

-Fuimos a las Mercedarias, a las Discípulas, al Compañía de María y al Santiago Apóstol para hacer una labor de sensibilización, porque los niños suelen creer que todos viven como ellos. También facilitamos material a los maestros, para que lo incluyan en el temario.

 

-¿Y cómo respondieron?

-Haciendo las preguntas típicas de los niños. Preguntan que qué como allí, que qué deporte juegan... son muy divertidos.

 

-No es comparable, pero la crisis está haciendo que se hable de hambre en este lado del mundo

-Sí, pero la ayuda de las administraciones ha descendido drásticamente y la de la gente ha aumentado. Esa es la conciencia solidaria de nuestro pueblo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«La ayuda de la gente aumenta»