El Derby


Hace poco me hablaba un amigo de su casa de verano. Una segunda residencia en la que suele pasar algunos días al año y que, según me confesaba, sólo le proporcionaba preocupaciones. Yo asentía esperando que la envidia no se me notara demasiado.

Nos despedimos y continué caminando con el gesto contrariado del que únicamente tiene un hogar. Tomando el primer café de la mañana pensaba en lo importante que es tener un refugio, un lugar para uno mismo. Pensaba también en la cantidad de mañanas, de tardes? de noches!! que había pasado en esa esquina de la calle Real. De cuando hace más de 20 años allí empatábamos la última copa con el primer café. De cómo ha ido pasando la vida y de cómo la hemos visto pasar desde ese maravilloso lugar.

Mañana, mientras Ferrol huele a arroz con leche, el Café Derby echa el cierre. Ese día Pepe pasa el cerrojo a más de 20 años al frente del mítico local.

Atrás quedarán las noches de guitarra, las flores de Pacucha, los fines de año y su hucha de cerdito y las impagables risas y buenos ratos que una generación de ferrolanos pasamos allí.

Esperemos que la persona que coja el testigo mantenga la esencia del Derby, un lugar tan importante en la vida de tantas personas.

Solo me queda desearle al genial músico cascarrabias del pelo de plata y el corazón de oro, que allá donde lo lleve la vida, vaya siempre con él la mitad de la felicidad que nos ha regalado todos estos años. En el Derby. En nuestra casa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

El Derby