Las consultas por telemedicina crecieron un 48 %

Gracias a esta técnica los facultativos de los centros de salud contactan con los especialistas de los hospitales de Ferrol


ferrol / la voz

La telemedicina ha llegado al área sanitaria de Ferrol para quedarse. Los datos lo avalan, ya que desde el año 2013 las consultas médicas realizadas a través de este sistema han aumentado en un 48 %. Si el año pasado se realizaron un total de 1.586 consultas, en lo que va de 2014 se han realizado ya 2.354. Pero, ¿qué es exactamente la telemedicina? No es otra cosa que la prestación de servicios médicos a distancia. Un campo en el que el área sanitaria ha evolucionado considerablemente con un objetivo: el de evitar desplazamientos y ahorrar pasos intermedios.

Con esta técnica, los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria de los centros de salud pueden ponerse en contacto con los de especialidades concretas de forma protocolarizada y ágil, facilitando una consulta específica sobre dicha especialidad. En el caso del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF) son siete las especialidades que cuentan con esta posibilidad: Otalmología, Dermatología, Nefrología, Endocrinología, Neurología, Digestivo y Medicina Interna. El primer área en incorporar este servicio fue el de Oftalmología en el año 2009. La siguiente fue Dermatología, que se unía el año pasado y que encabeza una de los aumentos más significativos pasando de las 71 consultas del 2013 a las 586 del 2014 multiplicando por ocho los servicios a distancia.

Menos esperas

Esta vía sanitaria supone una racionalización de la actividad asistencial, puesto que al paciente se le evita tanto la espera como una posible nueva visita futura al centro hospitalario. Por su parte los profesionales de los centros de salud salen también salen beneficiados, ya que pueden solucionar las dudas que se les presenten respecto al paciente antes de su derivación al especialista.

De este modo, llegan al especialista tan solo aquellos pacientes que más lo precisan, realizando su derivación de forma específica, puesto que se selecciona la patología verdaderamente importante remitiéndola al facultativo indicado. A su vez, la telemedicina logra así un diagnóstico más precoz. En cuanto a la teleoftalmología, fue crucial la inclusión de los retinógrafos en los centros de salud para poder realizar retinografías -fotografía en color de la retina- en este ámbito que sirven de cribado para enviar una posible sospecha lo más rápidamente al facultativo.

La teledermatología vuelve a tener a la imagen como centro neurálgico de su funcionamiento, puesto que los dermatólogos del centro de salud se comunican con los del hospital pudiendo trabajar con imágenes de la lesión cutánea y realizar cualquier consulta en caso de sospecha. Para ello la Xerencia Integrada está dotando los centros de salud de dermatoscopios, algo que ya ha hecho en los siguientes: Fontenla Maristany, Serantes y Caranza en Ferrol; Narón; Fene; Pontedeume; As Pontes; San Sadurniño; Ortigueira; Cedeira y Cariño. Con estos equipos se realiza la dermatoscopia, que es una técnica que emplea un microscopio de epuluminiscencia (luz polarizada) para observar estructuras invisibles a simple vista de la epidermis, la unión dermoepidémica y de la dermis superficial. Así, diagnostica lesiones pigmentadas cutáneas como los lunares, el melanoma u otros tumores.

Aquellos pacientes que padecen una insuficiencia renal crónica pueden beneficiarse también de la reciente telenefrología, ya que se estableció una vía clínica para su remisión a través de un grupo multidisciplinar. También son recientes la telendocrinología, la teleneurología y el teledigestivo, que junto con la aplicación en Medicina Interna coordinan y abrevian las derivaciones.

Votación
1 votos

Las consultas por telemedicina crecieron un 48 %