Cortes de luz, arrastres y decenas de árboles tirados por el temporal

La lluvia inundó el acceso a la playa sonense de A Aguieira y varias fincas


REDACCIÓN / LA VOZ

La comarca amaneció ayer con un nuevo reguero de daños causados de madrugada por los últimos coletazos del Petra. Los cortes de luz, algún cierre derribado y, sobre todo, decenas de árboles tumbados fueron las consecuencias más visibles. Mazaricos fue el municipio más afectados. La fuerza del viento fue tal que, además de llevarse por delante antenas, tejas o chapas metálicas de la cubierta de una nave comercial, arrancó de cuajo cincuenta eucaliptos de una plantación situada a escasos metros del núcleo de Ponteolveira. Además de un pino de grandes dimensiones en el lugar de Sanfoga.

«Parecía como se as casas fosen saír polos aires en calquera momento -relata un vecino de esta última localidad-, mesmo ás veces era como se o aire soprase de varios sitios ao mesmo tempo. Coma se fose unha especie de tornado». Idéntica impresión reconocen haber tenido los vecinos de Pino de Val, donde las fuertes rachas de viento tiraron el muro de cierre de los patios del colegio de infantil y primaria de la localidad.

El Petra dejó además a su paso fuertes lluvias que, unidas a las ya caídas en días precedentes, provocaron la inundación del río Xallas a su paso por la localidad, además de dificultar el tránsito de vehículos por algunas carreteras secundarias. Se calcula que más de 40 hectáreas de fincas de cultivo, en su mayor parte en las parroquias de Corzón y Colúns, se encuentran totalmente cubiertas por las aguas debido a la apertura forzada de la presa de A Fervenza que la empresa Ferroatlántica tiene río arriba. En este sentido, los ganaderos afectados llevan años solicitando indemnizaciones a esta firma por los daños que el vaciado programado del embalse provoca en sus terrenos.

No muy lejos de Mazaricos, en Muros, las mareas vivas arrastraron al paseo de Artón, en Esteiro, arena de la playa de Parameán, dejando una estampa poco habitual. La misma situación se dio en el arenal de Ribeirense de Coroso, en donde, por tercer día consecutivo, un manto cubría el adoquinado paralelo.

Carretera noiesa

Un vial localizado en la zona noiesa de San Francisco, en la que se realizó recientemente una obra de saneamiento, no puede ser asfaltado hasta que mejore el tiempo, y la capa provisional de arena y piedras que se echó está en muy mal estado por la lluvia. Las precipitaciones también inundaron el acceso a la playa sonense de A Aguieira. Además, en la parroquia de rianxeira de Asados varias aldeas se quedaron sin luz durante horas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cortes de luz, arrastres y decenas de árboles tirados por el temporal