La perrera de Armenteira recibe nueve animales en el primer día de servicio

Cinco canes llegaron de Fornelos de Montes. El resto, de Salvaterra y Vilaboa


Vilagarcía / La Voz

En sus primeras horas de funcionamiento, hasta la nueva perrera de Meis han llegado nueve canes. Son nueve animales que fueron capturados por los laceros de Tragsa en tres municipios de la provincia: cinco en Fornelos de Montes, uno en Vilaboa y tres más en Salvaterra de Miño. Entre los primeros inquilinos de este centro de acogida y protección animal hay un can de diez años que presentaba «un forte golpe», y solo un ejemplar es considerado como potencialmente peligroso: un pitbull.

Todos estos animales comparten una triste característica: carecen del microchip que permitiría identificar a sus propietarios. Así que lo más probable es que la suya no haya sido la historia de una pérdida, si no la de un abandono. En las instalaciones de Armenteira tal vez encuentren una familia, ya que el objetivo principal del centro construido por la Diputación es lograr la adopción del mayor número posible de canes.

Que en tan solo una jornada hayan llegado diez perros hasta la nueva perrera parece demostrar lo que la Mancomunidade do Salnés ya advirtió hace diez años, cuando comenzó a gestarse este refugio: que hay demasiados perros vagabundeando por las calles y corredoiras. Y, aunque estos animales no son responsables de su desgraciada situación, pueden ocasionar problemas que los ayuntamientos no sabían cómo resolver. En la comarca de O Salnés, dos asociaciones -en Vilagarcía y Cambados- se encargaron durante años de aliviar la situación a costa de realizar serios esfuerzos y malabarismos económicos. A partir de ahora, esas entidades se encargarán en exclusiva de los animales que aparezcan en sus municipios de influencia.

Los perros que sean encontrados en el resto de ayuntamientos de O Salnés se irán a Meis, como los procedentes de la gran mayoría de localidades de la provincia. Según los cálculos que maneja Tragsa, la concesionaria del servicio, por todos estos municipios rondan hasta 1.200 animales sueltos al año.

En Armenteira hay sitio para medio millar de inquilinos, si bien la empresa confía en que las plazas se muevan al lograr encontrar hogar para hasta el 88 % de los animales que hasta allí lleguen. Este porcentaje lo da la experiencia: fue la cifra de adopciones alcanzada en la perrera de Ferrol, gestionada por la empresa Tragsa hasta hace unos meses.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La perrera de Armenteira recibe nueve animales en el primer día de servicio