Tres murales gallegos encabezan la lista de los mejores del mundo

Carlos Portolés
carlos portolés REDACCIÓN / LA VOZ

FENE

CESAR TOIMIL

Fueron elegidos en una macroencuesta donde votaron 205.942 personas

02 feb 2024 . Actualizado a las 08:26 h.

El arte es un prisma de muchas, muchísimas caras. Aparece donde menos se lo espera. Arte es un cuadro de museo construido de certeras pinceladas e ingenio. Arte es, también, el arcoíris que surge cuando amaina la tormenta. Está en todas partes. Está hasta en las calles. Especialmente en Galicia, que se ha convertido en la capital mundial de los murales urbanos. No es esto una metáfora. Es un tema que se ha votado. Como cada año, la plataforma Street Art Cities ha conducido una macroencuesta para elegir los tres mejores murales callejeros hechos en el 2023.

Mural de Lula Goce en Nigrán
Mural de Lula Goce en Nigrán Ventura Villar

En total, en la consulta, han participado 205.942 personas. El resultado, anunciado por el portal a través de su cuenta de Instagram, es de lo más gallego. Oro, plata y bronce, para Fene, Nigrán y Lugo. El ganador es un viejo conocido del grafiterismo patrio. Hugo Lomas, que responde al nombre artístico de Sfhir. Aún se acuerdan de él los ferrolanos. El pasado septiembre firmó en el barrio de Canido una inmensa obra —en dimensiones y en factura— homenajeando a Juan de Pareja, «el esclavo de Velázquez». Pero no es esta pieza la que se ha alzado con la victoria internacional, sino la que imprimió sobre un bloque de viviendas en Fene. Una muchacha toca el violonchelo. Juega con las ventanas del hueco de las escaleras para recrear los trastes o el mástil del instrumento. La imagen traslada calma y pasión. Aviva las calles y se integra en el paisaje con naturalidad. Una muestra de genio y artesanía. Eso es lo que han sabido ver los cientos de miles de participantes de la consulta. Porque, aunque madrileño de cuna, Sfhir ha dejado varias valiosas perlas esparcidas por la geografía de la comunidad. Un espray, en fin, si no gallego, al menos bastante agallegado.

Tres mujeres

Tiene en común esta triada agraciada la fuerte presencia de figuras femeninas. Si Sfhir convertía en instrumento un edificio, Lula Goce hace volar la mente con la sugerente A dona do esteiro. Aporta una nota colorida y onírica en su construcción de un rostro angelical rodeado de vivas flores. Se compone, además, como una especie de puzle que usa varios espacios y que, para ser apreciado en conjunto, debe ser observado desde la distancia. Brotan, así, matices nuevos y elementos delicados que se solapan y hasta parece que bailaran a un son compartido.

La tercera clasificada se yergue, no es esto demasiado sorpresivo, en la amurallada Lugo. No es cosa de asombro porque esta urbe tiene una excelente selección de obras de intemperie. Como el Julio César de Diego As, que fue elegido mejor mural del mundo en 2021. En esta ocasión no pudo ser conquistado el punto más elevado del podio. Pero un dignísimo tercer lugar no es para sentirse insatisfecho.

ALBERTO LÓPEZ

El autor es también un curtido del género: Yoe 33, que además de plasmar su firma en paredes, también es extraordinariamente activo en redes sociales, donde diariamente comparte sus diseños y los procesos de creación. En esta ocasión, las atenciones han sido para una folklórica y misteriosa Copora, dama castreña con impecables hábitos antiguos que hacen pensar en los tiempos célticos, y que mira al frente desafiante mientras muestra la plateada hoja de un cuchillo. En el fondo, un bosque oscuro, de cuento, donde los verdes y marrones disparan la imaginación de quien no puede evitar envolverse en la espesa niebla.

«Galicia ya ha probado que es una región cargada de talento, y este año confirma su estatus». Con este mensaje se rendía Street Art Cities a la evidencia de que en esta tierra el arte tiene su hogar en cada esquina y cada calle. Solo queda esperar con reverencia las alhajas que traerá el 2024.