Navantia y Windar fabricarán nuevos componentes de eólica marina en Fene tras un acuerdo millonario con Iberdrola

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL

FENE

Ángel Manso

La eléctrica se compromete a encargar hasta 130 monopiles, un pedido con el que podría generarse ocupación para unos 400 trabajadores

02 jul 2021 . Actualizado a las 20:31 h.

Navantia y Windar Renovables fabricarán nuevos componentes de eólica marina que hasta el momento no se producían en Galicia: los monopiles. Ambas compañías han firmado un acuerdo marco de colaboración con Iberdrola para la producción y suministro de 130 cimentaciones tipo monopile —son sujeciones de una sola pata— de gran formato, y de ahí que se les haya bautizado como XXL. 

Esta alianza permitirá a la eléctrica vasca realizarles pedidos por valor de hasta 400 millones de euros, en el período comprendido entre 2023 y 2025, con lo que se asegura el suministro de un tipo de cimentación que ha tenido una elevada demanda en los últimos diez años y continuará teniéndola en los próximos.

Para poder hacer frente a este nuevo mercado, Navantia y Windar Renovables adecuarán instalaciones en el astillero de Fene, que se abre a un nuevo mercado. «Esta diversificación no era accesible hasta la fecha por requerir unas instalaciones muy específicas», subrayan las tres compañías. Además, explican que la inversión proyectada —que no cuantifican— incluye la adaptación de una nave para curvar chapa de gran espesor y hasta 16 m de diámetro, nuevas cabinas de pintado y zonas de almacenamiento para producto terminado, así como equipos de última tecnología necesarios para la fabricación. En las futuras instalaciones se producirán cimentaciones de más de cien metros de longitud y hasta 2.500 toneladas de peso. Navantia y Windar afirman que estará disponible en un plazo de 13 meses y «no interferirá con los medios productivos destinados a la construcción de otros productos de eólica marina, como son «jackets» y estructuras flotantes».