Silvano González y Felipe Eraña, del Marina Ferrol: «El rendimiento deportivo volverá, ahora hay que recuperar la ilusión»

El club trabaja para recobrar la actividad plena y con nuevas instalaciones

Felipe y Silvano, en la remozada piscina de Batallones
Felipe y Silvano, en la remozada piscina de Batallones

Ferrol

Qué tendrá el Marina Ferrol que, por si fuera poco una crisis sanitaria, ni 16 meses sin piscina -por obras- pudieron doblegarlo. «La situación fue crítica. Sobrevivimos porque somos el Marina y porque tenemos una historia desde 1978, con una masa social por detrás muy importante». Lo dice su presidente, Fernando Bustabad, que acompaña, junto con el directivo José Manuel Aneiros, a los coordinadores deportivos del club, Silvano González (Fene, 1973) y Felipe Eraña (Madrid, 1980), a un café en el que ambos relatan con entusiasmo cómo la natación forja mentes amuebladas, además de deportistas.

-Estrenan piscina. Estarán como niños con zapatos nuevos.

-Silvano: Ahora estamos muy contentos. La instalación está renovada y la piscina es más agradable. Hasta es más rápida al tener menos profundidad.

-Felipe: La gente está encantada. Notamos que los chavales, a la hora de salir del agua, no tienen frío. Ya no hay corrientes de aire.

La profundidad del vaso se redujo de 4,10 metros a 2,50
La profundidad del vaso se redujo de 4,10 metros a 2,50

-Hace un año, el covid detuvo el mundo. Pero el club ya afrontaba el cierre de las instalaciones por obras. ¿Cómo salvaron la situación?

-S: El club se tuvo que agarrar a un salvavidas. Fue una época difícil, dura, pero ante todo quisimos mantener un hilo de actividad. La obra empezó en octubre del 2019. En principio para ocho semanas, pero se fueron dilatando los plazos. Tuvimos que alquilar en el Club de Campo y en Fene. Muy complicado. En marzo del año pasado planteamos el erte y a los cinco días se confinó el mundo entero.

-¿Hubo que recortar personal?

-S: Tenemos los mismos recursos humanos que antes de la pandemia. Estamos todos, ocho empleados, entre entrenadores, monitores y personal administrativo.

-¿Pero hubo sangría de socios?

-S: Perdimos masa social. Se trata de recuperarla. Con la pandemia se vinieron abajo hábitos y rutinas. Ahora hay que ser más permisivos con los chavales en los entrenamientos. Pero somos un club de natación y nuestros valores están claros. El rendimiento deportivo volverá, pero ahora mismo no es primordial, porque ni siquiera hay competiciones. Tenemos que recuperar la ilusión; lo demás, vendrá.

-¿Cualquiera puede ir a nadar?

-S: Tenemos más espacio que nunca para todos los niveles y edades. Hasta con profesores a su disposición si lo quieren.

Acceso lateral a la piscina
Acceso lateral a la piscina

-¿Y al acabar la escuela?

-S: Le proponemos a los nadadores dar el salto a la competición, pero también hay grupos sin competición cuando finalizan la escuela.

-F: Cuando se llega a gorro rojo, hay dos caminos: hacia equipos o continuar hasta gorro negro y que sigan entrenando como su deporte de referencia.

El estrecho vínculo entre la Armada y una entidad totalmente civil

 

El Marina Ferrol es el club de natación decano de la ciudad. Nació al amparo de la Armada en 1978 y aún hoy, pese a ser una entidad ya plenamente civil, mantiene los lazos estrechos con el departamento castrense a través de un convenio de colaboración. La relación de simbiosis permite, entre otras cosas, abrir la piscina de Batallones por las tardes con servicio de socorrismo, a cargo del club que, a su vez, desarrolla su actividad en las instalaciones deportivas de Esteiro.

El personal de la Armada tiene preferencia de uso y garantía de reserva, pero cualquier persona del ámbito civil puede acceder a la piscina como socio del club.

En sus más de 40 años de trayectoria, la presencia de la Armada en la directiva se fue difuminando poco a poco. El último presidente militar de la entidad fue Gabriel Braña, en el 2007, que cedió el testigo a Carlos Bremón. «Hay confianza entre las dos partes. Ven lo que hacemos, enseñando a nadar y promocionando el deporte; en una instalación como esa, esto es fundamental», valora Silvano González, coordinador del Marina.

La nueva playa, más antideslizante y menos rugosa
La nueva playa, más antideslizante y menos rugosa

Antes de la crisis sanitaria, el club contaba con 477 abonados. Ahora, con las mejoras acometidas por la Armada -entre ellas un sistema de extracción de aire con filtros antivíricos- el Marina quiere recuperar el brillo que lo llevó a convertirse en uno de los referentes autonómicos de la natación y cuna de deportistas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Silvano González y Felipe Eraña, del Marina Ferrol: «El rendimiento deportivo volverá, ahora hay que recuperar la ilusión»