Fene pide apoyo a la Xunta para evitar la desaparición de la cofradía de Barallobre

La pérdida de ayudas y la escasez de marisco pone en riesgo la viabilidad del pósito


FENE / LA VOZ

En 2015, la lonja de Barallobre facturó 2,17 millones de euros y en 2018, 1,06, menos de la mitad. En lo que va de año se han comercializado 18.004 kilos de marisco, por 117.163 euros, frente a los 35.600 del mismo período del año pasado, por los que se ingresaron 243.358 euros. Las cifras revelan la caída en picado que ha experimentado el pósito, que se evidencia ahora con el despido de cinco de los siete trabajadores: los dos vigilantes, el biólogo, la auxiliar administrativa y la encargada de la limpieza de la depuradora. Quedan el secretario y el encargado de la lonja.

Los grupos de la corporación municipal de Fene llevarán al próximo pleno una moción conjunta para instar a la Xunta de Galicia a elaborar un plan de regeneración «real» de la ría de Ferrol, en coordinación con el resto de administraciones y cofradías, «con medidas, prazos, obxectivos e recursos económicos para desenvolvelo no prazo máis breve posible». Gobierno local y oposición reclamarán al Ejecutivo autonómico un plan ambiental «que garanta a calidade das augas e os fondos mariños» e instarán a la Consellería do Mar a dotar la ría de Ferrol «de persoal suficiente de inspección pesqueira, que evite a extracción e comercialización ilegal de marisco». Solicitarán, además, una reunión del alcalde y los portavoces de las distintas formaciones con la conselleira, Rosa Quintana, para demandar «unha solución que garanta o futuro e a viabilidade da confraría de Barallobre».

«

Xógase co pan de moita xente

»

La actividad de los alrededor de 200 socios del pósito fenés se ha reducido al mínimo en los últimos meses, debido al deterioro de los recursos marisqueros. «Nesta ría chegamos a traballar 600 persoas e hoxe, entre nós e a confraría de Ferrol, o día que máis imos non chegamos a cen, sumando marisqueo a flote e a pé. O que facturan hoxe as dúas lonxas nunha semana facturábao antes só unha nun día. A diferenza vese a fin de mes, antes gañabas un salario e agora case non sacas nin para pagar o seguro. Era unha das empresas máis grandes da ría de Ferrol, por traballo directo e postos indirectos, e agora a xente non ve saída e tira a deixar o mar», lamenta el patrón mayor, Jorge López.

En la moción que aprobará la corporación fenesa, se atribuye la situación actual «á combinación de destrución dos bancos marisqueiros por contaminación, máis a explotación irracional dos mesmos [...] e a inexistencia dun servizo de inspección suficiente». El presidente de la cofradía advierte de las consecuencias del despido de los dos vigilantes. «A Administración só ten unha persoa destinada aquí [máis a da confraría de Ferrol]. Quen vai vixiar as nosas praias? Son moitos quilómetros de costa, estase abrindo a porta ao aumento do furtivismo [...] e estase xogando co pan de moita xente», alerta.

Sin subvención para vigilancia

El despido de los guardapescas y el biólogo deriva de la pérdida de la subvención con que se costeaban sus salarios, a raíz de un expediente sancionador abierto por la Consellería de Mar al pósito en 2017. «Agora tocounos a nós, pero é un problema que vai pasar en máis sitios», vaticina López.

Isabel Concheiro, secretaria xeral técnica de Mar, explica que se trata de ayudas del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, cuyo reglamento estipula que no se admitirán solicitudes por parte de entidades que hayan sido sancionadas el año anterior, siempre que exista una resolución firme. El patrón mayor fenés sostiene, sin embargo, que en el caso de Barallobre aún se encontraban en fase de alegaciones a la multa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fene pide apoyo a la Xunta para evitar la desaparición de la cofradía de Barallobre