Las «jackets» desaparecerán en dos semanas del ?skyline? del astillero de Fene

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL

FENE

ESTEVO BARROS

La antigua Astano prepara las últimas seis cimentaciones para su envío a Holanda

11 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

En dos semanas, el astillero de Fene volverá a quedarse sin jackets, las cimentaciones que utilizan las promotoras de parques eólicos para sustentar los aerogeneradores en el mar. Desde diciembre del 2014, cuando Navantia y Windar Renovables consiguieron el primer contrato en este mercado, estas enormes piezas de acero han formado parte del skyline de la ría, pero ahora, en la recta final de la construcción de las 42 jackets para el parque de East Anglia One, que construye Iberdrola en la costa este del Reino Unido, de nuevo volverá a quedarse sin ninguna. 

El pasado domingo salió de la planta de Perlío una barcaza con destino al puerto holandés de Vlissinger, la base logística de la eléctrica de origen vasco para este parque. Actualmente, solo quedan en el astillero seis cimentaciones, que serán transportadas en dos viajes, uno la semana próxima y el otro, la siguiente.

Entonces, en la factoría únicamente quedará realizándose el encargo de construcción de una unidad semisumergible para Windfloat Atlantic, que será instalada con otras dos en aguas portuguesas.