Una máquina que fue construida en los noventa en las instalaciones de la antigua Imenosa

Fue trasladada prácticamente entera hasta la dársena local


Ferrol

La máquina descargadora de carbón del puerto ferrolano fue diseñada por la firma alemana PWH Anlagen + Sisteme por encargo de la Empresa Nacional de Electricidad. Podía atender barcos de hasta 100.000 toneladas de peso muerto y contaba con una capacidad máxima de descarga de 2.300 toneladas a la hora, lo que posibilitaba la desestiba diaria de hasta 30.000 toneladas de mineral.

La construcción y el ensamblaje de la máquina se llevó a cabo en las instalaciones de la antigua Imenosa, la fábrica de bienes de equipo de Fene, y fue trasladada prácticamente entera hasta los muelles interiores por la empresa Lastra Ibérica, para su posterior entrada en funcionamiento a mediados de los noventa.

La descargadora y la dársena ferrolana se convirtieron en una pieza esencial para la central térmica de As Pontes en esa década, al acometer una transformación para ser menos contaminante, lo que le llevó a mezclar el lignito pardo que extraía de su mina a cielo abierto con mineral que importaba de otros países, principalmente de Asia y Estados Unidos.

Pero posteriormente, Endesa sometió a su térmica pontesa a una nueva transformación, ante el fin de la vida útil de la mina, pasando a consumir solo carbón de importación. Precisaba para ello dotarse de una terminal descargadora de mayor capacidad que la de Curuxeiras. Construyó entonces la de Caneliñas, que puede recibir a los barcos más grandes del mundo y descargar hasta 5 millones de toneladas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una máquina que fue construida en los noventa en las instalaciones de la antigua Imenosa