El cuarto cambio en el gobierno fenés

La inestabilidad y los pactos han marcado el rumbo de la alcaldía desde las elecciones municipales del 2015

.

Fene

Fene se enfrenta este mes a la cuarta modificación del gobierno municipal tras los resultados de las últimas elecciones celebradas en mayo del 2015. La moción de censura presentada el miércoles por el PP y Somos Fene ha desatado una nueva marejada en una alcaldía nacionalista que nunca consiguió guardar la calma.

¿Cuáles fueron los resultados de los comicios?

El PP consiguió alzarse como la fuerza más votada en las últimas elecciones obteniendo siete concejales. No obstante, la falta de apoyo inicial del resto de fuerzas, ubicadas en la izquierda del arco político, los relegó a la oposición. El nacionalista Juventino Trigo consiguió sin embargo asentarse al frente de la alcaldía sumando, a los cuatro ediles del BNG, tres del PSOE y dos de Somos Fene.

¿Cuánto duró el tripartito?

Oficialmente poco más de un año. La expulsión de hizo pública en agosto del año pasado tras votar los socios en contra de los presupuestos. Entonces aludieron que el BNG incumplió acuerdos del pacto como involucrar a los vecinos en el documento, que no se les había entregado con anterioridad para estudiar y criticaron que se presentasen en forma de moción de urgencia. Y una vez se materializó la expulsión se inició un cruce de acusaciones entre los compañeros hasta entonces.

¿Cómo se apaciguó la crisis?

El desencuentro no hizo más que acrecentarse. Durante dos meses el BNG siguió al frente en solitario con cuatro ediles de una corporación de 17. Y, a pesar de que el bloque de la oposición -en esos momentos PP, PSOE y Somos Fene- apoyaban pleno tras pleno mociones reprobando la actitud del alcalde y pidiendo su dimisión, nunca tuvo consecuencias. Sin embargo, esta situación acercó a EU, también en la oposición, al BNG fraguándose un nuevo bipartito en octubre. Realmente EU ya había firmado también el pacto al inicio del gobierno aunque no habían entrado.

¿Consiguieron la estabilidad?

Sumando solo cinco ediles, la alianza entre el BNG y EU no llegó a tener nunca la capacidad suficiente para apaciguar la situación. De esta forma no llegaron a aprobar, criticó la oposición, cuestiones de vital relevancia como los presupuestos o avanzar en el plan de urbanismo. Y durante el último año los rumores e intentos para presentar la moción de censura han sido constantes.

¿Ha tenido consecuencias políticas?

El acercamiento entre el PP, PSOE y Somos Fene provocó, por ejemplo, las dimisiones del secretario general del PSOE local, Joaquín Ayala, y el secretario de Organización, José Pico; o la expulsión de los ediles de Somos Fene de Participación Democrática Directa, el partido instrumental con el que concurrieron, suspendida recientemente de forma cautelar por el juzgado.

¿Cómo ha sido posible un pacto entre el PP y Somos?

Una vez los dos ediles de Somos han dejado de ser considerados no adscritos por resolución judicial las matemáticas han vuelto a cuadrar para presentar la moción de la que se ha desmarcado inicialmente el PSOE. Y el acercamiento ya estaba más que consolidado bajo la premisa del «desgobierno» actual. Ya ha tenido consecuencias con las duras críticas de En Marea, partido al que apoyaron los ediles de Somos públicamente en las elecciones.

Votación
5 votos
Comentarios

El cuarto cambio en el gobierno fenés