Navantia y Windar ya tienen siete «jackets» en marcha para Iberdrola

Las previsiones apuntan a que las dos primeras estarán listas el próximo mes


Ferrol

La fabricación de 42 jackets -cimentaciones que sustentan los aerogeneradores en el mar- para el parque East Anglia One, que promueve Iberdrola en aguas del este del Reino Unido, es el mayor programa que han desarrollado hasta ahora Navantia Fene y Windar Renovables en las instalaciones de la antigua Astano. Arrancó la pasada primavera y tendrá que estar culminado el próximo verano. En estos momentos siete estructuras ya se encuentran en diferentes fases de ejecución.

Tal y como ya sucedió con el anterior programa realizado por Navantia y Windar para la eléctrica de origen vasco -la fabricación de 29 jackets para el recinto alemán de Wikinger-, el trabajo se está repartiendo en la antigua Imenosa, en donde se fabrican las piezas de transición (las que coronan las estructuras y sobre las que van asentados los molinos en el mar) y en los talleres del astillero, en donde se producen las torres.

Las previsiones que manejan los adjudicatarios de este pedido apuntan a que será el próximo mes de septiembre cuando puedan estar listas una o dos de las primeras estructuras.

También como viene siendo habitual en las obras de la eólica marina desde que los astilleros públicos se adentraron en este sector, son mayoritariamente empleados de las industrias auxiliares las que acometen el grueso de los trabajos.

El East Anglia One es el mayor proyecto de la eólica off-shore que está desarrollando Iberdrola a nivel internacional, y su dimensión aún será mayor, ya que acaba de obtener los permisos del Reino Unido para desarrollar la tercera fase de este parque.

El East Anglia One estará formado por 102 aerogeneradores. Navantia y Windar Renovables fabricarán 42 en Fene, mientras que los otros 60 restantes han sido encargados a una factoría asiática. En los momentos álgidos de la actividad, se prevé que el programa genere ocupación para unos mil trabajadores.

No obstante, los empleados irán incorporándose paulatinamente conforme avance la obra, que supera los 120 millones de euros. Además, Navantia fabrica para este parque en sus instalaciones de Puerto Real (Cádiz) la subestación eléctrica en donde se transformará la energía que produzcan los molinos en el mar.

Paralelamente a la fabricación de este pedido para Iberdrola, Navantia y Windar también se ocupan en la antigua Astano de la producción de cuatro jackets de pequeño tamaño para la empresa Siemens, que supuso el cuarto encargo para la mencionada alianza desde que se adentró en este mercado de la eólica marina.

Iberdrola es la empresa española que está realizando una apuesta mayor por este mercado a nivel internacional. Ha reportado dos encargos de cimentaciones y otros tantos de subestaciones a Navantia. Sus futuros proyectos en Francia y Reino Unido abren nuevas expectativas para los astilleros.

Embarque de dos piezas para Siemens

Otro hito en el naval

La Voz

Las dos primeras cimentaciones que fabrican Navantia y Windar para Siemens se encuentran ya en el muelle del astillero de Fene, listas para ser embarcadas en el navío que las transportará a su destino. Navantia prevé que el primer envío se lleve a cabo mañana, sábado, después de que ayer dieran comienzo las tareas de embarque de las grandes estructuras de acero.

Unas estructuras para sujetar los molinos de mayor potencia del mercado

Adiferencia de las cimentaciones del parque alemán de Wikinger, que estaban sustentadas por cuatro patas, las «jackets» del East Anglia One cuentan con tres

B.C.

Adiferencia de las cimentaciones del parque alemán de Wikinger, que estaban sustentadas por cuatro patas, las jackets del East Anglia One cuentan con tres. Implican un nuevo reto porque tienen que sujetar aerogeneradores más grandes, de siete megavatios de potencia y además tendrán unos 65 metros de alto, cinco más que las anteriores.

El hecho de que tengan tres patas frente a las cuatro de las anteriores permitirá reducir los costes de instalación, ya que por cada cimentación se reducen los pilotes, es decir, las estructuras de acero que se clavan al lecho marino y van colocados dentro de las jackets.

Sin embargo, en cuanto a la producción no presenta ahorros, ya que consumirá un volumen similar de acero al de las piezas del Wikinger. Por el contrario, sí permitirá, o al menos ese es el objetivo que se persigue, reducir el tiempo de fabricación de cada una de las cimentaciones.

La pieza de transición, que va colocada encima de las jackets y sustenta las grúas auxiliares para facilitar el embarque de personal y de medios materiales, además de acoger los aerogeneradores, también incluye algunas modificaciones de diseño, para hacerla más sencilla.

Inicialmente, Iberdrola había contratado 36 cimentaciones para ese parque a Navantia, pero tras mantener unas negociaciones, decidió ampliar el contrato hasta 42. Las restantes serán fabricadas en Dubai, aunque parte de ese lote ha sido subcontratado a una planta escocesa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Navantia y Windar ya tienen siete «jackets» en marcha para Iberdrola