Navantia repartirá entre Ferrol y Fene el trabajo de los petroleros

Las tareas de fabricación de los módulos de los buques se iniciarán a finales de julio

En la antigua Astano se fabricaron módulos para el buque flotel para Pemex.
En la antigua Astano se fabricaron módulos para el buque flotel para Pemex.

Ferrol

La obra de construcción de los cuatro petroleros para la naviera vasca Ondimar dio el pistoletazo de salida en el astillero de Puerto Real (Cádiz) el pasado día 25 de abril. Pese a que el grueso de los trabajos se desarrollarán en esta factoría, la empresa pública estableció que algunos bloques se desviarían a las plantas de la ría. Ahora, los astilleros de Fene-Ferrol se preparan para afrontar su participación en este programa.

A finales del mes de julio, las plantas públicas gallegas iniciarán las tareas y aunque la estrategia que utilizará la empresa contempla su reparto entre las antiguas Astano y Bazán, aún resta por definir en qué porcentaje.

El astillero puertorrealeño ha solicitado a los responsables de las factorías gallegas que los módulos de proa y el denominado guardacalor (chimenea) -las partes que se fabricarán en la ría ferrolana- sean enviados a la bahía gaditana en dos grandes unidades de montaje. Pero este requerimiento no está exento de complejidad, principalmente en lo que se refiere al transporte de las secciones. Pueden llegar a pesar hasta 600 toneladas, la cifra equivalente a una de las jackets que fabrica Navantia Fene para Iberdrola. La empresa ya ha comenzado a buscar el modo de transportar estos bloques de forma rentable a su destino, aunque si finalmente no lograse ese objetivo, se planteará enviar a la planta gaditana los módulos en bloques más pequeños. 

Julio Martín, director de Navantia Fene-Ferrol, sostiene, no obstante, que las dos factorías participarán en la cuota de trabajo que reporta el contrato de los petroleros Suezmax para la ría. «De una manera u otra, parte de la obra la vamos a hacer en Fene», sostiene.

Si finalmente se cierra el transporte para que el traslado marítimo se efectúe en grandes lotes, la previsión de Navantia es que la factoría de Fene tenga un mayor papel en la obra, entre otros factores porque cuenta con una grúa pórtico que permite el movimiento y la manipulación de las grandes estructuras.

El arranque de los trabajos va a coincidir con la fase final de uno de los dos pedidos de eólica marina con los que cuenta la planta de Perlío, el de fabricación de las 29 jackets para la eléctrica Iberdrola. La primera será embarcada para su destino en el puerto alemán de Sassnitz el próximo día 6 de junio, y posteriormente, con una cadencia de dos semanas, serán enviadas las siguientes hasta completar, en agosto, los traslados a su destino. 

Continuará, hasta el año próximo, la obra de construcción de las cinco superestructuras para el primer parque de eólica marina que promueve Statoil en aguas de Escocia. 

Construcción de un buque

La demanda de construcción de un buque en la factoría de Fene es una de las principales demandas que han mantenido los representantes de los trabajadores para el astillero de Perlío. En los últimos dos años, únicamente ha participado en la fabricación de bloques para los barcos que se montan en Ferrol, y de forma minoritaria, en concreto con varias secciones para el flotel de la petrolera mexicana Pemex y las primeras tareas para el Buque de Acción Marítima (BAM).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Navantia repartirá entre Ferrol y Fene el trabajo de los petroleros